Programas

"Empieza por 'S": la palabra que impidió que Pablo Díaz se llevara el bote de 'Pasapalabra'

  • El tinerfeño se queda a un paso del premio por duodécima vez en el concurso

Este jueves era uno de los días que tenían los seguidores de Pasapalabra marcados en rojo en el calendario, después de la intrigante promo de Antena 3 que anunció que sus dos concursantes estaban a un paso de ganar el bote. En esta ocasión, el protagonista fue Pablo Díaz.

Lea también: Javier y Pablo, a una letra del bote: ¿cuándo emite Antena 3 los roscos más infartantes de 'Pasapalabra'?

El tinerfeño volvió a quedarse a una sola definición de ganar el premio del concurso que presenta Roberto Leal y que ya asciende a un total de 1.528.000 euros. Con la de ayer, Pablo ya ha rozado el bote de Pasapalabra en doce ocasiones.

Pablo Díaz vuelve a quedarse a una palabra de ganar el bote de 'Pasapalabra'

Una vez que dio dos vueltas al Rosco, Pablo contaba con 28 segundos para resolver la definición que le quedaba. Se trató de la letra 'S' y decía así: "Título del álbum publicado por Natalie Cole en 1996 que incluye una versión del tema Teach me tonigth".

El violinista consumió varios segundos y, a falta de siete, se lanzó. "Voy a decir el título de un álbum, eso seguro, pero no me acuerdo si es de ella, creo que no", dijo a Leal, a quien avisó antes: "¿Tienes el bote preparado por si acaso?".

Lea también: La pregunta de Susanna Griso que Pablo Iglesias se ha negado a responder en plena resaca del debate

Finalmente, Pablo se decantó por "Sabotage" de forma errónea. La respuesta correcta era Stardust. "Puede que lo tenga ahí, pero no se me habría ocurrido en años", dijo el concursante tras completar su Rosco número 210, en el que volvió a mandar a Javier a la Silla Azul.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.