Programas

"¡Qué bajona!": Risto Mejide recibe en 'Todo es mentira' un regalo de un partido político

  • Ciudadanos envía al programa las camisetas de campaña de Edmundo Val

Risto Mejide ha empezado Todo es mentira este jueves con un paquete envuelto con papel de regalo sobre la mesa. Sin dar muchos más detalles, el presentador se ha limitado en primer lugar a decir que se trataba de un obsequio de un partido político, cuyo bus de campaña ha parado en los exteriores de Mediaset. 

Lea también: Pablo Iglesias cuela a Cristina Pedroche en el debate y María Rey 'recupera' la peseta: "Ni un duro"

Minutos más tarde, el programa ha revelado qué formación ha querido enviar este detalle. "Está Javier Nart como exmiembro de este partido que nos lo ha regalado", ha dicho Risto revelando que, efectivamente, se trataba de Ciudadanos.

Precisamente, el colaborador ha sido el encargado de abrir el envoltorio que tenía nueve corazones con las banderas de la Comunidad de Madrid, España y la Unión Europea. "¡Ala, qué mierda!", ha soltado Marta Flich al ver lo que había en el interior.

Ciudadanos envía camisetas de campaña a 'Todo es mentira'

"Aquí hay unas camisetas con el lema 'Madrileños por Edmundo", ha revelado Nart que se ha venido arriba: "Me atrevo a decir que Ciudadanos entra en la Asamblea de Madrid y va una mariscada para todos". El paquete también contenía varios geles hidroalcohólicos. 

Lea también: "Ni de coña": el doctor César Carballo, tajante ante el último debate sobre la vacuna de AstraZeneca

"¡Muchas gracias! ¡Qué bien!", ha asegurado en torno irónico Risto mostrando a la cámara la camiseta de la formación naranja que, según todas las encuestas, está en el alambre de quedarse sin escaño al no lograr el 5% de votos necesario en la Comunidad de Madrid. "¡Qué bajona!", ha lamentado.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.