Programas

La polémica jugarreta de 'Supervivientes 2021' a Alexia Rivas: la obligan a comer pizza en contra de su voluntad

  • La periodista del corazón se encuentra muy débil en el reality de Telecinco

Los espectadores de Supervivientes 2021 fueron testigos este domingo del mal rato que vivió Alexia Rivas durante el último debate del reality. La joven ha preocupado a todos por el débil estado físico en el que se encuentra pocos días después de arrancar su andadura en los Cayos Cochinos.

El programa de Telecinco obligó a la joven a comerse, sin ninguna gana, un enorme trozo de pizza en apenas 7 minutos de tiempo. Antes de la prueba de recompensa, los responsables del reality improvisaron una norma extra para el grupo de los encallados que acabó forzando a la concursante a comer.

Lea también: Marta López se enzarza con Alexia Rivas en el arranque de Supervivientes 2021: el Merlos Place estalla

El juego en cuestión consistía en un complejo circuito que los robinsones debían recorrer rodando una rueda gigante, atravesando varios obstáculos por la playa. Los que lograran llegar a la meta y formar un timón con las piezas de un puzzle, ganaban. Al final del reto, Lara Álvarez advirtió de que esto solo sería posible si Alexia Rivas cumplía un reto.

Polémica en 'Supervivientes': obligan a Alexia a comer en contra de su voluntad

El desafío en cuestión, sacado de la manga sobre la marcha, consistía en que Alexia lograse comerse un trozo de pizza en menos de 7 minutos. Cuanto menos tiempo utilizase para comérselo, más tiempo tendrían sus compañeros para enfrentarse a la mencionada prueba. De esta manera, el programa conseguía que Alexia pusiera fin al ayuno que llevaba protagonizando en los últimos días.

Lea también: María Patiño destapa la gran mentira de Alexia Rivas desde Socialité: el audio que desmonta su versión

La joven se encuentra en un estado físico muy débil y toda comida que ingiere la caba vomitando. Por este motivo, Alexia no quería comerse el trozo de pizza propuesto por el reality. Para más INRI, Jordi González entró en directo para decirle a Alexia que si se negaba a comer era señal de que quería abandonar el programa, camuflándolo en un problema médico. Finalmente, Alexia no conseguía superar la prueba, ya que fue incapaz de comerse el trozo entero de pizza, por lo que sus compañeros serían penalizados con no jugar la prueba de recompensa.

Lara Álvarez acabó sorprendiendo a todos desvelando que se trataba de una broma y que sí iban a poder realizar el juego. "Todo esto era necesario", argumentó desde plató Jordi González, alegando que todo se trataba de una estrategia del programa para intentar evitar una presunta estrategia de Alexia de provocar su abandono. La maniobra de Supervivientes fue muy criticada, especialmente por una exconcursante del reality: Violeta Mangriñán.

"No se come la pizza de un bocado porque no puede. Acabo de tener un flashback...", aseguró la valenciana en su cuenta personal de Instagram. "No deja de comer porque se quiere ir, no come porque no puede. Come y vomita, a mí me pasaba lo mismo, por eso prefería no comer, vomitaba hasta el agua. Espero que no sea lo mismo que me pasó a mí porque si es así espero que le pidan disculpas como Dios manda", dijo en un mensaje contra el reality de Telecinco.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.