Programas

El problema físico de Miguel Bosé que preocupó a Jordi Évole: "No puedo dejar de mirarlo"

  • El presentador acabó su entrevista con una pregunta sobre su salud

La Sexta emitió este domingo la segunda parte de la entrevista de Jordi Évole a Miguel Bosé, en la que presumió de ser negacionista y el periodista le dejó en evidencia ante las cámaras de la cadena.

Al final de la charla, el presentador lanzó un dardo al cantante, cuando desveló que, a pesar de negar el coronavirus, su equipo le había puesto más condiciones sanitarias y medidas de seguridad que cuando entrevistó a Fernando Simón.

Lea también: Ana Pastor responde a Vox tras el plantón de Rocío Monasterio: ¿La ultraderechita cobarde?

"¿Yo soy mi equipo?", respondió el cantante. "Si querías meter una pulla, ya la has metido. Pero es inocua. Pero es lógico que ellos, estando en este país, quieran que se cumplan las leyes que hay aquí". "Yo estoy encantado con las medidas", replicó Évole, que explicó que fueron obligados a realizarse un test PCR, otro de antígenos, grabar con un equipo reducido, con distancia de seguridad, y en un lugar muy bien ventilado. 

Évole, preocupado por un problema físico de Bosé

Al final de la charla, Évole no pudo evitar preguntarle a Bosé por algo de su físico que le llevaba preocupando durante toda la entrevista. "No puedo dejar de mirarte las manos, tío. Las tienes con heridas. Tienes los dedos muy cortos, tío", destacó el periodista.

Lea también: El lapsus de Iñaki López con Ayuso que acaba en puñalada de Eduardo Inda en La Sexta Noche

"Son manos como las de mi madre", respondió el artista, que explicó que las heridas eran por su afición a la jardinería. "Las tengo muy rasposas. Me pongo rosa mosqueta y lo absorbe, pero esta tarde estoy de nuevo cortando arbustos y metiendo mano a la tierra. Paso mucho rato en el jardín. Me encanta. El jardín y el agua, el buceo, hago inmersión", concluyó Bosé antes de que Évole despidiera la entrevista.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin