Programas

'Sálvame' rescata unas imágenes de Omar Sánchez en 2011 tras recibir una brutal paliza: "Su cara estaba deformada"

  • La televisión canaria informó del suceso del actual novio de Anabel Pantoja

Supervivientes 2021 celebra este jueves su primera semana de concurso y, aunque Olga Moreno se ha llevado el foco de atención (como era de esperar), la maquinaria de Sálvame ya empieza a escarbar en el pasado del resto de concursantes.

Lea también: Lydia Lozano se desmorona en 'Sálvame' tras la acusación de Rocío Carrasco: "Ya he pedido perdón"

Ha sido el caso de Omar Sánchez, el Negro, novio de Anabel Pantoja. El programa ha rescatado unas imágenes de 2011 protagonizadas por el propio Omar cuando solo tenía 19 años para la televisión canaria, que se hizo eco de la noticia al ser windsurfista profesional.

El joven fue víctima de una brutal paliza. "Le perforaron el tímpano derecho, le rompieron varios huesos del tabique nasal", informó el reportero de Sálvame. "Su cara estaba muy deformada a consecuencia de las patadas".

La impactante imagen de Omar Sánchez en 2011 tras recibir una brutal paliza

Los hechos ocurrieron el 9 de enero de ese año. Omar salió de una discoteca con la que entonces era su pareja después de percatarse de que otro chico estaba acosándola. Ese joven se acercó y, sin mediar palabra le pegó un puñetazo que le hizo caer por unas escaleras.

Lea también: Joaquín Prat estalla contra Antonio David: "Me parece execrable, lamentable, tremendo, terrorífico"

Omar terminó rodeado por cinco personas. "No me dejó ni contestar. Me dio un puñetazo y rodé escaleras abajo. Sin saber cómo, me vi rodeado de cinco tíos que empezaron a darme patadas en la cara y en la cabeza", contó el propio Omar a Antena 3 Canarias.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.