Programas

Jordi Cruz desmiente el rumor que más le persigue y desvela cómo 'Masterchef' le cambió la vida: "Soy otra persona"

  • El juez del talent confiesa que el programa de La 1 ha sido su salvación

TVE estrena esta noche la novena edición de Masterchef. El talent culinario, el único formato que en los últimos tiempos ha dado alegrías a la cadena pública, regresa con su versión de anónimos después de batir el récord de solicitudes para su casting: más de 70.000 personas han intentado este año alzarse con uno de los delantales del programa.

Un año más, el concurso tendrá como presentadores y jueces a Samantha Vallejo Nágera, Pepe Rodríguez y Jordi Cruz. Este último, siempre en su perfil de 'duro', ha realizado unas sorprendentes declaraciones en las que ha destacado el importante valor que tiene el formato de televisión en su vida. 

Lea también: Cristina Cifuentes, el bombazo que quiere TVE para la próxima edición de 'MasterChef Celebrity'

El catalán ha desmentido los rumores que en los últimos tiempos apuntaban a una posible salida suya del programa. Cruz ha asegurado que la "única forma" de abandonar este barco es "dándole un jamacuco". Después de 9 años ininterrumpidos en pantalla, el cocinero reconoce que su salto a la fama solo le ha traído alegrías, tanto en su faceta televisiva, como en la suya propia al frente de su restaurante.

Masterchef, la 'salvación' de Jordi Cruz

"En este tiempo he ganado mucho en paciencia. Cuando llegué al programa vestía mal, en eso soy igual de patán que Pepe, yo solamente iba de negro. Y aquí he descubierto que la vida tiene colores también en la forma de vestir. Soy otra persona", ha empezado confesando Jordi Cruz en palabras a Pronto.

Lea también: Brutal bronca entre Saray ('Masterchef') y Paca La Piraña ('Veneno'): "¡Comeros un carro de mierda!"

El chef ha explicado que esta edición ha sido la entrega "más dura, comprometida y solidaria de todas". Y es que es la primera de anónimos que se graba íntegramente después de que estallara la pandemia del coronavirus en todo el mundo. "Este año he trabajado gracias al programa, porque he tenido mis restaurantes cerrados", ha confesado el cocinero, reconociendo que Masterchef ha sido su salvación. "Me gusta hacerlo, me lo paso bien, quiero a mis compañeros y a la gente le gusta verlo", ha añadido, admitiendo que, a día de hoy, la mayor parte de sus ingresos se los da el concurso.

Finalmente, Jordi Cruz reflexiona sobre como asume los comentarios que recibe del público: "Yo soy de silicona, o sea, que llevo bien las críticas, sobre todo con las que aportan y me hacen crecer; siempre intento sacar la parte positiva", sentencia.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.