Programas

El conflicto catalán llega a 'Cuéntame': la quema de la bandera de España indigna a los Alcántara

  • ¡OJO, SPOILERS!: la serie toca el independentismo ante los JJ.OO. de Barcelona

Cuéntame cómo pasó pegó una subida de audiencia este jueves (11,8%) con su capítulo 381, Fronteras. La trama del episodio estuvo marcada por el viaje de Antonio y Mercedes a Cataluña tras la insistencia de la abuela de Oriol, algo que truncó la idea del patriarca de pasar un fin de semana romántico con su exmujer para vivir la inauguración de los Juegos Olímpicos de Barcelona.

El capítulo retrató así la realidad política de nuestro país sacando a relucir el conflicto catalán, un tema que está de plena actualidad. Cuando los Alcántara llegaron se percataron que toda la familia de Oriol era independentista, lo que provocó incómodas situaciones entre ellos.

Lea también: José Ramón de la Morena deja la radio después de 40 años: "La élite te quita cosas que no puedes recuperar"

La primera tuvo lugar nada más llegar, cuando un primo del hijo de Inés le dijo que "aquí la bandera de España nos toca los cojones". Una vez instalados en las habitaciones, la senyera catalana hacía acto de presencia, además de pancartas en las que se podía leer "Visca Catalunya Lliure" y "Freedom Cataluña".

"Ellos tienen sus ideas y tú las tuyas", trató de controlar Mercedes a Antonio: "Son separatistas, Merche. Están intentando boicotear la inauguración de las Olimpiadas ¡Lo han escrito en inglés!". La cosa no acabó aquí porque instantes después, el primo de Oriol quemó la bandera de España: "¡Qué están quemando la bandera nacional, joder!", reaccionó. "Eso sí que no", espetó Mercedes.

Los Alcántara se vengan y queman la pancarta de 'Catalunya Lliure': "¡Viva Cervantes!"

Más tarde, las discrepancias volvieron a salir mientras las dos familias cenaban en la misma mesa. "Vamos a recibir al rey con una buena pitada", insistió el primo de Oriol a lo que Antonio pidió explicaciones a su padre: "¿Te parece bien que tus hijos, que son unos críos, vayan a pitar al rey al Estadio Olímpico?".

"A mí no, pero yo respeto sus ideas. Me gustaría que diésemos una buena imagen al mundo", respondió a lo que Antonio replicó: "Hay mucho que ganar. La unión hace la fuerza". La abuela puso la guinda al decir: "Los españoles nos habéis estado expoliando todo lo que os ha dado la gana".

Pese a que Mercedes había instado a Antonio a que dejaran de hablar de Cataluña, Oriol pidió a su abuelo vengarse y quemar las pancartas de Catalunya Lliure: "¡Viva Cervantes!", celebró el patriarca de los Alcántara. Finalmente, Oriol y su primo acabaron pegándose por esto, lo que llevó a sus madres a poner la paz: "No queremos ninguna bandera ni pancarta".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin