Programas

Máxima tensión en el reencuentro de Lucía y Manuel con Fiama de invitada: "Me da pena"

  • La expareja se besó en el avión de vuelta pero la canaria no lo sabía

Los concursantes de La isla de las tentaciones volvieron a verse las caras seis meses después en un reencuentro que Telecinco mostró este viernes. La situación más tensa, como era de esperar se vivió entre Manuel y Lucía.

Lucía desveló que ella y Manuel se besaron en el avión de vuelta a España después de romper en República Dominicana. "Hablamos mucho en el avión. En resumen, son nueve horas. Me dijo que en nueve horas no iba a cerrar ni los ojos porque quería mirarme porque iban a ser las últimas nueve horas que me iba a ver en su vida. Lloró mucho. Me decía 'Qué guapa eres, cómo te he podido hacer esto, te quiero, te quiero", dijo. "Yo estaba en estado de shock. Nos estuvimos besando", siguió. "A continuación de todo esto, al bajar del avión me dijo que no se iba en tren para Puerto del Real conmigo. Que se quedaba en Madrid con la otra".

Lea también: Así acabó 'La isla de las tentaciones 3': la hoguera final con rupturas y un adiós inesperado

En efecto, Manuel y Fiama estuvieron unas semanas juntos en Madrid pero su relación no continuó después. "Somos muy distintos", dijeron. Sobre su relación con Lucía, Manuel explicó que "estaba muy quemado. Mi relación era una mierda. Estaba cansado de prohibiciones y de celos. Yo he aguantado mucho también".

Fiama no sabía que Manuel y Lucía se habían besado en el avión de vuelta

Cuando los tres coincidieron juntos con Sandra Barneda, Manuel y Lucía se enzarzaron en una profunda discusión en la que se cruzaron numerosas acusaciones e insultos. Además, Manuel se levantó en más de una ocasión del sofá.

Lea también: Bombazo final en 'La isla de las tentaciones': la boda entre dos concursantes que nadie se esperaba

"Me da pena verles así. Yo a ella no la conozco. Por mi parte te pido disculpas si te pudiera haber evitado dolor, aunque también sabías a dónde ibas. Me da pena Manu porque ella realmente cuando le conoce y sabe que él sí empatiza. Mete la pata y luego llora", dijo Fiama, que no sabía que se habían liado en el avión. "No me lo dijiste, pero me da igual, es entendible, era tu novia de tres años".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin