Programas

"¡Qué pesado es!": la desesperación de Javier Dávila por la estrategia de Pablo Díaz en 'Pasapalabra'

  • Los concursantes protagonizan una auténtica lucha de titanes en El Rosco

La llegada de Javier Dávila a Pasapalabra el pasado 17 de marzo ha puesto en serio peligro a Pablo Díaz. El que fuera concursante de Saber y ganar no le está poniendo las cosas fáciles al tinerfeño en El Rosco, cuyo bote asciende este miércoles a 1.408.000 euros. 

Este martes, los dos protagonizaron un duelo de titanes en El Rosco. "Tengo miedo a este... señor", dijo Pablo una vez que su contrincante se había colocado con 21 aciertos y 33 segundos por delante. Mientras tanto, el violinista solo había respondido ocho definiciones aunque le quedaban 91 segundos.

Lea también: La relación que tenían Pablo Díaz y Javier Dávila antes de coincidir en 'Pasapalabra'

Después de una sucesión de turnos, Pablo logró completar la primera vuelta empatando los 21 aciertos de Javier, lo que le llevó a tener que lanzarse a resolver la 'O': "Dime el tiempo de Pablo porque si tiene más tiempo la digo".

En este momento, Javier contaba con 21 aciertos y 20 segundos y Pablo con 21 aciertos también, aunque con 31 segundos. "Hay que decirla", dijo el primero para responder para colocarse con 22. A continuación, ambos se intercambiaron una serie de 'pasapalabras'.

Así fue el Rosco de infarto entre Pablo y Javier en 'Pasapalabra'

"Ya estoy por encima de Pablo y voy a esperar agazapado hasta que mueva ficha", aseguró desvelando su estrategia y haciendo reír a Roberto Leal. Cuando a Javier le restaban cuatro segundos, comentó que tenía opciones en una letra: "¡Qué cabeza tiene! Quiero decir...¡qué dureza de nivel me ha tocado! No sé si decir la 'S' y ofrecer la paz, pero es que este hombre... es tan duro".

Al ver que Pablo no arriesgaba pese a tener un acierto menos y que a él se le terminaba el tiempo, Javier soltó: "¡Pesado! ¡Qué pesado es!". "Javier, jugando con la psicología del rival", apuntó el presentador.  Finalmente, Javier decidió no arriesgar con la 'S' y plantarse con 22 aciertos. 

Todo quedó en manos de Pablo. "Tienes cuatro por delante: con una empatas, con dos ganas". Pues el violinista ganó in extremis en un final de infarto: falló dos y acertó otras dos. 

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin