Programas

'Maestros de la Costura' expulsa a Laura y ya tiene a sus cuatro finalistas: Ancor, Yelimar, Lluís y Gabriel

  • La cuarta edición del talent de moda llegará a su final la próxima semana

Con la emoción a flor de piel, la semifinal de Maestros de la costura dio comienzo con una espectacular entrada del Josie. El popular estilista paseó por el taller como una gran diva de la gala Met de Nueva York, luciendo una armadura robótica, en un programa que ha llevado hasta la final a Ancor, Yelimar, Lluís y Gabriel.

"Estamos muy nerviosos y todo puede ocurrir", dijo Lorenzo Caprile nada más empezar el programa, en el que contó sus dos experiencias como invitado a la Gala Met de Nueva York, donde aún recuerda la impresión que le causó Diana de Gales, presente en la gala de 1995. "¡Qué mujer!", dijo el modista.

Lea también: Un juzgado reconoce que José María Íñigo murió por el amianto en TVE

Un evento exclusivo en el que otro de los jueces, Alejandro Palomo, exhibió dos de sus vestidos en la exposición del año pasado. "Una de las cosas más bonitas que me han pasado".

La Gala Met es el evento benéfico con el que se inicia la exposición de moda anual del Instituto del Vestido del Museo Metropolitano de Arte de Nueva York, y que cada año convoca a lo más granado del mundo del espectáculo y la moda.

Su celebración ha sido el eje sobre el que se ha vertebrado la primera prueba en la que los aprendices han tenido que confeccionar un modelo de noche de no más de 60 euros para acudir a esa cita.

Una prueba a la que se sumó Caprile, que se pasó 18 euros del presupuesto y con 78 euros, presentó un supercapa roja y un vestido de lentejuelas. "No me lo puedo creer, son extraterrestres", dijo Ancor, refiriéndose a los jueces, al ver el resultado y el tiempo en el que lo había confeccionado, que además se vio reducido al pasarse de presupuesto.

Sin embargo, Lluís no consiguió presentar su vestido por falta de tiempo, una decepción para los jueces que se sorprendieron con la propuesta de Laura, que demostró que había llegado a la semifinal "porque me lo he currado".

La visita al taller del diseñador Marcos Luengo llevó directamente a la final solo a Ancor, pese a que la intención era que fueran varios concursantes los que accedieran después de confeccionar dos de los "looks" de la colección primavera-verano 2020, que el diseñador asturiano presentó en la Mercedes-Benz Fashion Week de Madrid. "No me lo puedo ni creer", dijo el aprendiz al escuchar su nombre.

Laura, expulsada a las puertas de la final tras una prueba por equipos "de vergüenza"

En la prueba por equipos, los jueces les recomendaron "paz y tranquilidad" para lograr su objetivo, llegar a la final. "No quiero broncas", puntualizó Palomo en referencia a las de la semana anterior. Lluís, sin embargo, no dudó en enfrentarse a los jueces, que recriminaron a su equipo la lentitud con la que trabajaban.

"No nos va a temblar el pulso si os tenemos que enviar a los cinco a la prueba de expulsión", les espetó Caprile, que entre bromas calificó a Lluís como el aprendiz "más revoltoso" del taller. Por suerte para ellos, Marcos Luengo e Isidro, su jefe de taller, fueron los encargados de darles el último empujón para terminar las prendas. "Lo de esta prueba ha sido de vergüenza, estamos los tres indignados. Estamos enfadadísimos", dijo Caprile a su término, al ver que las piezas de los aprendices no cumplían un mínimo de calidad.

Una invitada de lujo, Loles León, llegó al taller para relajar el ambiente y presentar la prueba dedicada al cine español en la que los concursantes debían replicar un diseño de las películas La niña de tus ojos, Ágora, Belle Epoque y Las brujas de Zugarramundi.

Lea también: "Usted se está posicionando": tenso rifirrafe de Ana Pastor (PP) con Igor Gómez en TVE

Finalmente, se hizo la luz y Gabriel sorprendió a los jueces con la interpretación que hizo del vestuario de Ágora; mientras que Caprile definió como "impresionante" el trabajo de Lluís sobre el vestuario de Belle Epoque y todo señalaron la minuciosidad de Yelimar al recrear una túnica de Las brujas de Zugarramundi.

La confusión de Laura a la hora de interpretar los patrones, le impidió terminar el vestuario que le habían asignado, y su nombre sonó a despedida a un paso de la final. "Es como cuando llamas a la puerta y no te abren. Estoy triste, pero feliz de haber llegado hasta aquí. Lo he pasado muy bien", dijo Laura antes de irse entre sonrisas y lágrimas, con tristeza, pero con buen humor. "El taller no hubiera sido lo mismo sin ti", le dijo Palomo antes de abandonar el programa.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin