Programas

La confesión de Miriam Díaz-Aroca sobre María Teresa Campos: define lo duro que era trabajar con ella en cuatro palabras

  • La actriz coincidió con la comunicadora de Telecinco en el progama de Hermida

Jorge Javier Vázquez recibió este domingo la visita de Miriam Díaz-Aroca. La actriz ha seguido la estela de otras compañeras de profesión, como Lola Herrera, Verónica Forqué, Anabel Alonso o María Barranco, y se ha sentado en el plató del Deluxe para conceder una entrevista en profundidad con el catalán y sus colaboradores.

Durante su charla con la intérprete, el presentador repasó algunos de los momentos más destacados de la carrera profesional de la entrevistada. El programa quiso hacer hincapié en la etapa en la que Díaz-Aroca fue 'chica Hermida' y trabajó codo con codo con María Teresa Campos. Jorge Javier quiso tirar del hilo y ver si la invitada hacía alguna confesión como la que lanzó la semana pasada sobre la época en la que su mujer, Nuria Roca, "lo pasó mal" teniendo a la comunicadora como directora. 

Lea también: El comentario de Jorge Javier sobre Chicho y Jesús Hermida: "No me gusta que en un trabajo se llore"

En más de una ocasión, María Teresa Campos ha sido criticada por la forma en la que ha tratado a sus compañeros de programa. Díaz-Aroca empezó confesando que, para ella, trabajar con Jesús Hermida "era todo un reto". Fue entonces cundo confirmó al gran carácter de la madre de Terelu y Carmen Borrego: "No se callaba nada", admitió la actriz. "María Teresa Campos era la única que se enfrentaba a Jesús Hermida, nadie le plantaba cara", añadió en unas palabras que sorprendieron a los colaboradores. 

Díaz-Aroca desveló que las broncas entre Campos y Hermida eran frecuentes y, cada vez, con un tono más fuerte. Eso sí, la actriz ha señalado que la mayoría de las veces se llegaba a ese punto por él: "Jesús cambiaba lo que había programado, todo el trabajo de producción y se enfadaban mucho", declaró.

Miriam Díaz-Aroca desvela cómo Hermida hacía llorar a los trabajadores de su programa

"Jesús marcaba muy de cerca y eso te curtía, había momentos muy duros en el que te exigía mucho y al salir de trabajar unos lloraban más, otros menos y otros no lloraban, como yo", concluyó antes de que Jorge Javier lanzara una durísima crítica contra profesionales de la televisión, como Hermida o Chicho Ibáñez Serrador, por la forma en la que trataban a los profesionales con los que trabajaban.

Lea también: Lydia Lozano se declara fan de una serie de Antena 3... desde Telecinco: "Me encantó"

"Cuando veía a estas personas que ya son mitos de la televisión, como Jesús Hermida, entre otros, siempre se hablaba de la dureza de estas personas como jefes. De Jesús y de Chicho", dijo el presentadores después de ver un repaso en imágenes de la carrera de actriz en espacios como Cajón desastre o Un, dos, tres...

"¿Te lo puedo decir más claro que me estaba cortando un poco? Desde fuera se daba la impresión muchísimas veces que la gente que trabajabais sufríais", insistió a lo que ella negó: "No creo que en un directo vieras nunca que alguien sufriera. Quizás después, o en las preparaciones, eran 4 o 5 horas de directo, Jesús marcaba muy de cerca todo y tiraba a veces cosas que no le gustaban".

"Es verdad que había momentos muy duros donde te presionaba muchísimo y salías del directo que a veces te rompías de la exigencia. Y según el carácter de cada uno, unos lloraban más, otro menos y otros no llorábamos", continuó argumentando Díaz Aroca lo que terminó de indignar a Jorge Javier.

"¿Cómo se puede estar en los trabajos diciendo 'unos lloraban más, otro menos y otros no llorábamos'. A mí no me gusta que en un trabajo se llore... Y eso que hacemos Sálvame. Está siendo todo muy coherente", dijo él. "No me gustan esas provocaciones y esas formas de trabajar que había antes. Yo eso no lo he vivido, pero he visto a gente tratar a otros y se permitían una serie de cosas impensables".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin