Programas

Noche de 'carricoche' en 'La isla de las tentaciones': Lola tiene sexo con Carlos, Marina con Lobo y Manuel (a escondidas) con Fiama

  • Diego volvió a besarse con Carla después de la hoguera de confrontación

Noche de sexo en La isla de las tentaciones. Y por partida triple. El programa comenzó con el final de la hoguera de confrontación entre Lola y Diego. Los concursantes se dieron una nueva oportunidad y decidieron continuar en el concurso poniéndose a prueba.

Lola suplicó perdón a su novio y dijo que le iba a demostrar que estaba por él en el programa. Sin embargo, al volver a su villa retomó el acercamiento que había comenzado con Carlos. Tanto se aproximó que, durante una fiesta, se acabaron besando y luego tuvieron sexo en la habitación de la concursante. Sus compañeras no lo entendieron.

Diego, por su parte, también volvió a la casa de los chicos y acabó en el jacuzzi con Carla. En la hoguera de confrontación ya avisó de que él iba a seguir conociendo a la soltera y así lo hizo.

Lea también: La reacción de Diego al ver a su novia Lola en la cama con Carlos y Lucía al lado en 'La isla de las tentaciones'

Lola y Lucía se enfrentan y Marina acaba en la cama con Lobo

Lucía está molesta con Lola desde que intimó en el programa anterior con Carlos (ella también se estaba acercando a él). Pero lo llamativo vino cuando Lucía protagonizó unas juguetonas imágenes con Lobo, la pareja de Marina, en una noche de fiesta. Se bañaron juntos, se echaron agua, se secaron con la misma toalla... "Me he puesto cachondilla", llegó a confesar.

También durmieron acariciándose, pero la secuencia llamó la atención a Lola. Durante una visita de Sandra Barneda a la villa, ésta se lo echó en cara delante de Marina. El programa les puso las imágenes y Marina se molestó, tanto con Lola como con con Isaac. Sin embargo, Marina y Lobo acabaron acostándose por primera vez después de mucho tiempo juntos.

Manuel, castigado por tener sexo con Fiama a escondidas del programa

Por otra parte, Manuel sigue sin relajar la mano y terminó teniendo una noche de pasión con Fiama, aunque las cámaras no lo pudieron captar.

El concursante y su tentación se metiendo en el baño y ahí dieron rienda suelta a lo que llevaban tiempo queriendo hacer. Lo que ocurre es que el programa prohíbe a los concursantes esconderse de los objetivos, por lo que Manuel fue sancionado. No se vio, pero sí se escuchó.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin