Programas

El miedo de Pedro Sánchez en 'First Dates' al ver que su cita era latino: "La tienen muy grande"

  • Un comensal del dating show de Mediaset sorprende a los espectadores de Cuatro

First Dates sorprendió este martes a los espectadores al ver cómo Carlos Sobera recibía en su restaurante nada más, y nada menos, que a Pedro Sánchez. Y no, no se trataba del presidente del Gobierno, sino de un tocayo del líder socialista que dejó a todos en shock por el desparpajo con el que se presentó ante las cámaras del dating de Mediaset.

El chico empezó contando que era bailarín y daba clases de twerk. Pedro se definió como un tío al que le encanta experimentar y descubrir cosas nuevas, pero confesó que en el amor no ha encontrado a nadie que le toque el corazón. "Ni que me encuentre el punto G", soltó en su presentación.

Lea también: Saltan las chispas en 'First Dates': "Siempre me han mantenido mis novios, no he necesitado trabajar"

Nada más ver a su cita, Santiago, Pedro reconoció que creía que podía ser un latino que lograra conquistarle. Sin embargo, admitió que su experiencia con hombres latinos no habían sido nada buenas. Enseguida, Santiago se dio cuenta de que no era la primera vez que veía a Pedro, ya que había visto varios de sus vídeos haciendo twerking. 

Pedro Sánchez confiesa que gana dinero a cambio de contenido erótico

Pedro y Santiago demostraron tener una gran química y tuvieron una gran conexión al descubrir que ambos se dedicaban a las artes escénicas. Durante la velada, ninguno de los dos quiso perder el tiempo y enseguida empezaron a hablar de sexo. Fue entonces cuando Pedro Sánchez confesó que ganaba dinero a cambio de subir contenido erótico suyo a Onlyfans, algo que a su cita no pareció importarle.

Lea también: Humillante e histórica espantada en 'First Dates': Carlos Sobera, obligado a consolar a Diana

Sin embargo, Santiago se quedó un poco preocupado al saber que a Pedro le asustaban los latinos. El chico explicó el motivo 'de peso' por el que le daba un poco de miedo tener sexo con ellos: "La tienen muy grande", generalizó ante las risas de su acompañante. Este, por su parte, contó cual era la fantasía sexual que le encantaría cumplir: tener sexo mientras se lanza en paracaídas. Pero, sin duda, el momento en el que Pedro confirmó que quería una segunda cita con Santiago llegó cuando este confirmó que era "experto en encontrar el punto G de sus parejas". "Interesante, hay mucho trabajo por hacer ahí entonces", bromeó el bailarín.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin