Programas

Alberto Chicote, citado por un juzgado tras la denuncia del dueño de un restaurante chino

  • El presentador tendrá que declarar, acusado de grabar su cocina sin autorización

A comienzos de 2020, Alberto Chicote acudió a un restaurante chino de Zaragoza para comprobar ante las cámaras de ¿Te lo vas a comer? la salubridad que existe en este tipo de locales. El presentador llegó a acudir junto a la policía a varios de ellos, pidiendo que se interviniera de inmediato para su cierre por posibles delitos contra la salud pública.

El propietario de uno de esos establecimientos denunció al popular cocinero, que tendrá que declarar en las próximas semanas por presuntas coacciones, tal y como informa El Heraldo de Aragón.

Según su denuncia, el empresario asegura que solo había dado permiso al cocinero para grabar su programa en la zona en el comedor en el que se atiende al público y no en el interior de sus cocinas. A pesar de ello, el dueño del local dice que Chicote no hizo caso a sus advertencias y abrió neveras y despensas mientras las filmaba con una de sus cámaras.

Chicote negó las acusaciones del dueño del restaurante

El empresario decidió entonces iniciar medidas legales sólo contra Chicote en unas acusaciones que el presentador ya negó a través de varios escritos. 

Lea también: Iñaki Williams habla sobre Santiago Abascal: "Si digo lo que pienso me metería en problemas"

Además, el dueño del restaurante solicitó que se prohibiera la emisión de las imágenes que el presentador supuestamente había grabado sin su consentimiento. Una petición que el juzgado aceptó como medida cautelar para "proteger a la víctima y evitar un daño irreparable a la misma".

Lea también: Risto Mejide apoya a Cristina Cifuentes en el 'caso máster': "Creo firmemente en su inocencia"

El dueño del restaurante pidió que no se emitieran las imágenes

El requerimiento llegó a Cuarzo Producciones, la productora de ¿Te lo vas a comer?. La productora ha solicitado, por su parte, una caución al denunciante, a modo de garantía de una fianza, por el perjuicio que le ha supuesto la no emisión de las imágenes. La jueza encargada del caso aceptó la petición, estipulando el pago en 6.000 euros.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin