Programas

"Tu novia sufre, gilipollas": la aplaudida bronca de Jesús a Manuel tras enrollarse con dos solteras en 'La isla de las tentaciones'

  • El andaluz le fue infiel a Lucía por partida doble: con Fiama y con Stefany

La isla de las tentaciones ha vivido en su tercera entrega en Telecinco un auténtico desmadre con la llegada de los dos solteros misteriosos de la temporada: Rubén Sánchez y Fiama Rodríguez, concursantes ambos de la primera edición del formato.

La canaria ha entrado pisando fuerte en Villa Playa y en su primera fiesta, logró conquistar a Manuel, que minutos después de besarse con Fiama, hacía lo propio con Stefany en el jardín de la casa. No fue el único concursante en caer en la tentación. En la otra villa, Marina e Isaac no aguantaron más las ganas y acabaron besándose dentro de la piscina. 

Lea también: Primera noche de sexo en La isla de las tentaciones 3: los concursantes que se dejarán llevar por la pasión

Después de todo lo ocurrido, Jesús, que mantiene una estrechísima amistad con Manuel, se lo ha llevado a una habitación aparte, donde lo ha abroncado por la doble falta de respeto que acababa de tener hacia su pareja, Lucía. La joven fue además la que peor reaccionó al escuchar la alarma de la tentación en Villa Montaña.

El cabreo de Jesús con Manuel tras liarse con Fiama y Stefany en La isla de las tentaciones

"¡Te has ido con dos tías el mismo día!", empezó gritándole Jesús a Manuel, que no entendía el cabreo de su compañero. "¿Por qué te enfadas conmigo, tío?", le preguntaba contrariado. "¡Tío, porque te quiero! Y porque sé que tu novia sufre, gilipollas", le hizo ver mientras el andaluz permanecía en silencio.

Lea también: Desvelan lo que no se vio del espectacular enfado de Anabel Pantoja contra Sálvame: Sufrí un ataque de ansiedad

"Porque tú quieres a tu novia y ha sufrido lo más grande. ¿Tú te crees que tengo este mosqueo por ti? Lo tengo porque me duele porque sé lo que es al revés y duele. Porque tu novia te quiere y cuando vea esto el siguiente día... ¡Es una vergüenza, tío! Se la has liado una vez y en el mismo día se la has liado dos veces", le seguía reprendiendo antes de que Manuel le agradeciera con un beso su gesto, asegurando que ya reflexionaría sobre lo ocurrido a la mañana siguiente.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin