El 'zasca' que se llevó Pablo Díaz en 'Pasapalabra' y que le dejó sin el millonario bote

13/01/2021 - 17:15
  • El tinerfeño ganó el Rosco a Luis, pero falló con una definición, a priori, sencilla

Más noticias sobre:

Pablo Díaz se proclamó vencedor de un nuevo rosco que disputó contra Luis de Lama en Pasapalabra este martesEl tinerfeño, que jugaba su programa número 139, se quedó apeado del bote por una cuestión aparentemente sencilla que casi todos los espectadores pudieron responder desde casa.

"Coloquialmente respuesta cortante, chasco, escarmiento" era la definición que le planteó Roberto Leal sobre la letra 'Z'. Sin embargo, Pablo dejó correr el rosco hasta el punto de saltar la palabra hasta en tres ocasiones.

Lea también: Las lágrimas de Luis de Lama ante una despedida inesperada en 'Pasapalabra'

Una vez que Luis ya no tenía opciones de ganar, Luis sí se atrevió a responder con 22 aciertos y solo seis segundos de tiempo. "Te voy a decir algo, que no tengo nada claro. De hecho, tengo dos opciones y seguramente diré la que no es", aseguró entre risas.

El 'zasca' de la RAE impide que Pablo Díaz juegue por el bote de 'Pasapalabra'

Y, efectivamente, falló. Luis se decantó por "zajón". Tampoco hubiera acertado con la otra idea que tenían en la cabeza, "zamarrazo". Roberto Leal resolvió que lo correcto hubiese sido "zasca". "¡Ay, es verdad! Una de las nuevas incorporaciones de la RAE. ¡Qué pena!", se lamentó el concursante.

Lea también: El vídeo viral de 'Pasapalabra': convierten a Cepeda en una "malvada hada"

Tal y como explicó Roberto Leal en el concurso de Antena 3, zasca es una de las palabras que la Real Academia de la Lengua incorporó a su diccionario en 2019: "Son relativamente nuevas".



En Portada



Informalia





Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.