Programas

Las "cosas raras" que se vieron el domingo en 'Tu cara me suena' tenían una explicación

  • El presentador lanzó un mensaje a los espectadores en el regreso del programa

Tu cara me suena regresó este domingo al prime time de Antena 3. El talent de imitaciones volvió a la parrilla ocho meses después de que su octava edición tuviese que ser interrumpida por la pandemia del coronavirus que paralizó a toda la televisión durante varios meses. Sin embargo, la emisión arrancó de una forma que sorprendió a los espectadores.

Antes de empezar la duodécima gala de la temporada, apareció Manel Fuentes en pantalla para lanzar un mensaje a los espectadores. El presentador quiso aclarar que la gala fue grabada en la semana del 9 de marzo, previa a la declaración del estado de alarma y el confinamiento para frenar la pandemia. La cadena se guardó esta entrega como avanzadilla para cuando se pudiera retomar la producción del programa. 

Lea también: Manel Fuentes: "La gente decía que a Tu cara me suena le quedaban 10 minutos de vida, y míranos"

"Muy buenas noches y bienvenidos de nuevo a TCMS. Acabamos de ver un resumen de lo que fue la gala 11, que nada, sólo hace ocho meses que la disfrutamos. Y no sé si se han dado cuenta, pero en estos meses han pasado cosas raras: hemos sufrido una pandemia global, nos han confinado y, lo más inaudito, Mario Vaquerizo ha estado tres meses sin pisar una discoteca", empezó diciendo con humor el catalán antes de su advertencia.

"Van a ver cosas muy raras": la importante advertencia de Manel Fuentes antes de la última gala de TCMS

"En el programa de hoy, es probable que vean cosas muy raras: gente dándose besos y abrazos, público sin mascarilla, El Monaguillo... En fin, cosas raras, pero no se preocupen, no se les ha estropeado el televisor. El programa lo grabamos antes del parón y ya les adelanto que fue una noche muy emocionante y llena de sorpresas", concluyó Manel antes de dar comienzo a una gala de lo más rara.

Lea también: Beatriz Luengo arrasa en el TCMS de Estados Unidos: así fue su increíble imitación de Lady Gaga

Enseguida, los espectadores pudieron ver que las gradas del plató estaban atiborradas de gente sin mascarilla y sin distancia de seguridad. Además, durante la entrega, los concursantes se dieron innumerables besos, algunos de ellos en los labios, lo que provocó alguna reacción que ya hacía presagiar la que se nos venía encima. En un momento dado, Belinda Washington se arrepintió de uno de esos besos, pero enseguida lanzaba un "no hay que tener miedo" que ahora, tras lo vivido este año, sonaba de lo más extraño.  

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin