El pasado oculto de Albert sale a la luz en 'La casa fuerte': de rozar la cárcel a vivir en la pobreza

25/11/2020 - 11:32
  • El concursante del reality de Telecinco se derrumba al contar su historia

Más noticias sobre:

Albert Álvarez se sometió este martes, durante el debate presentado por Sandra Barneda, al 'espejo del alma' de la nueva edición de La casa fuerte. El joven, algo nervioso, se plantó ante Lara Álvarez asegurando que estaba dispuesto a mostrarse ante las cámaras de la forma más transparente. Acto seguido, se definió a sí mismo como una "víctima de la sociedad" que a veces ha mostrado su mejor cara, pero "con maquillaje".

El concursante tenía que ir hablando de su vida en función de las palabras que fueran apareciendo en el espejo. Y después de hablar de cómo ha aprendido a vivir en soledad, el catalán se vino abajo al recordar cómo estuvo a punto de entrar en la cárcel por las malas influencias con las que se junto durante una etapa de su juventud en la que considera que se "perdió".

Lea también: "Cuando te dé un pollazo, no te quejes": la "barbaridad" de Jorge Javier que dejó a Tom Brusse sin palabras

"Cometí muchos errores cuando era joven. No entré a la cárcel. La sociedad siempre te pone una etiqueta. Cuando era estudiante me dijeron que no era suficientemente bueno; luego tuve problemas en la cárcel y un tribunal dijo que no era suficientemente malo y por eso me salvé. Estuve muy cerca, cometí muchos errores. Estuve arrepentido mucho tiempo. Me juntaba con personas que no me hacían bien. Olvidé quién era", ha confesado entre lágrimas.

El pasado oculto de Albert sale a la luz en 'La casa fuerte': de rozar la cárcel a vivir en la pobreza

Albert explicó que fue la disciplina y autoexigencia del deporte -fue siete veces campeón de España en salto de pértiga- lo que acabó salvando la vida. Sin embargo, habló de la dureza de este mundo y de las frustraciones a las que tuvo que enfrentarse. "En el mundo deportivo gira entorno a una calificación. El primero gana, el segundo pierde, el tercero pierde, el cuarto pierde... solo gana uno. Cuando uno gana afecta a muchos que pierden. Me vi envuelto en ese examen continuo. Para ser siete veces campeón de España tuve que perder mil veces y ser el hombre más triste del mundo en esas ocasiones. Para ganar hay que frustrarse", asumió.

Lea también: Antonio Pavón llama "golfa" a Marta Peñate y provoca un ataque de ansiedad en Tom Brusse

Finalmente, Albert acabó de derrumbarse al ver en el espejo la palabra 'pobreza'. El joven aseguró que para él era muy difícil hablar de este tema, porque hubo un momento de su vida en el que su familia no tenía nada en la nevera."Supongo que esto es lo que más me duele porque lo hemos vivido todos en casa. Hubo una temporada muy larga donde por no tener ni siquiera teníamos para tener la nevera llena. Mi madre se encontraba con una enfermedad que no podía tirar hacia delante y ahí recuerdo unas Navidades donde solo teníamos para un bocadillo. Había inviernos que cuando no hay dinero para la calefacción se pasa mal. Y no fue fácil", confesaba totalmente emocionado.

Albert contó entre lágrimas que ahí aprendió lo que era la solidaridad, ya que fueron sus vecinos los que los ayudaron a salir del pozo. "Recuerdo esos momentos duros donde no teníamos nada y recuerdo la honradez de todos los vecinos que, sin decir quién era, todos los días encontrábamos una bolsa de comida en la puerta y eso es compartir. Y de manera desinteresada. Cuando ves que una familia lo está pasando mal y hay una bolsa de comida es de agradecer. La pobreza a mi me sirvió para compartir cuando las cosas no van bien", concluyó antes de que Barneda, sobrecogida por su testimonio, le dijera que para ella era "todo un ganador".




Informalia





Comentarios 0