"¡Qué cara de pava!": la reacción de Emma García al ver su debut como reportera en Telecinco hace 20 años

12:19 - 16/11/2020
  • La presentadora de 'Viva la vida' pasó por el programa 'Qué punto' antes de fichar por la cadena

Más noticias sobre:

Emma García se avergonzó al ver su primera vez delante de las cámaras de Telecinco. Torito buceó en el archivo de la cadena para mostrar los comienzos profesionales de la presentadora de Viva la vida, así como de los colaboradores Kiko Matamoros y Diego Arrabal.

Las imágenes emitidas fueron del año 1999, cuando la vasca trabaja como reportera de Qué punto, un programa en el que entrevistaba a los personajes más populares del momento. 

Lea también: El inesperado dardo de Alberto Caballero ('LQSA') a La Sexta: "¿Por qué solo contratan tías buenas?"

"Me muero eh", dijo en un primer momento una nerviosa Emma García que, al verse en pantalla, agachó la cabeza. "Esto fue mi primera vez en Telecinco", aclaró ella explicando que su verdadera primera vez en la tele fue con 21 años.

La reacción de Emma García al ver su debut en Telecinco hace 20 años

"Ahí estaba delgadísima. Duré 15 días porque el programa se fue desgraciadamente a pique, pero lo recuerdo con mucho cariño", añadió la presentadora revelando también que se peinaba y se maquillaba ella misma. "¡Mira qué cara pava eh!".

Emma García comenzaría en 2002 una exitosa carrera fichando por Telecinco para presentar A tu lado. Luego, durante más de diez años estuvo al frente de Mujeres y Hombres y Viceversa y desde hace dos 'pilota' Viva la vida los fines de semana.

Lea también: Diego Arrabal vuelve a 'Viva la vida' después de dejar el programa hace un mes




Informalia




Comentarios 1

#1
16-11-2020 / 14:50
Robespierre
Puntuación 2
A FavorEn Contra

La macarra de las ondas en su salsa.

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.