Programas

"Ahora toca decir que soy fascista": Iker Jiménez responde al último aluvión de críticas

  • El presentador de 'Cuarto Milenio' sale al paso de su última polémica en televisión
  • Jiménez también opina sobre la decapitación de las estaturas de Felipe VI y Colón

Iker Jiménez genera tantas críticas positivas como negativas. El presentador de Cuarto Milenio ha salido al paso de la última lluvia de 'palos' con un contundente mensaje en Twitter que habla sobre cómo ha virado la opinión en torno a su figura en los últimos meses.

"En febrero y marzo, voz de la ultraderecha. En abril, capitán a posteriori. En mayo y junio, comunista. En julio y agosto, vendido a Soros. En septiembre, masón al servicio del gobierno. En octubre toca fascista. Gracias a todos por el bucle. Es muy divertido", dice irónico.

Lea también: "Te estoy oyendo": la llamada de Ferreras a Iker Jiménez en el momento más comprometido

Se puede intuir que su mensaje viene a raíz de las críticas que ha recibido después de hablar en Cuarto Milenio sobre la violencia policial que se ejerce sobre las personas de raza negra en Estados Unidos.

El programa montó una mesa de debate con el doctor Gahona, Enrique de Vicente y el coronel Pedro Baños. Además, dio datos "políticamente incorrectos" en los que se exponía que el "el 60% de los robos con violencia son cometidos por hombres negros", citando a la Oficina de Justicia juvenil y Prevención en la delincuencia y que el "55% de los homicidas son hombres negros". En este caso, la fuente era el FBI.

"Se trata de unos movimientos muy politizados y financiados por grupos políticos para intentar, entre otras cosas, de quitar el poder a Donald Trump", se aseguró. Sin embargo, este análisis provocó que muchos usuarios tacharan a Iker Jiménez de "racista".

Iker Jiménez opina del derribo de las estaturas de Felipe VI y Colón en Pamplona

Por otro lado, Iker Jiménez ha salido al paso con otro tuit de la decapitación de las estaturas del rey Felipe VI y de Cristóbal Colón delante del Palacio de Navarra, la sede del Gobierno foral, a manos de Sortu, la antigua Batasuna.

El acto tenía como propósito "denunciar el carácter imperial del reino español". "Hay decenas de conquistadores vasconavarros para decapitar. Pero quizás no los conozcan", ha dicho el periodista en Twitter.

Lea también: "Puede provocar tetraplejia": el doctor Carballo explica a Iker Jiménez el caso de la mielitis por la vacuna del coronavirus

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin