Programas

La hipocresía de Mayka: llora por Pablo (y Rosito) tras sus besos con Óscar en 'La isla de las tentaciones'

  • La joven, dolida por una broma del murciano con su osito de peluche

Hay una concursante de La isla de las tentaciones 2 que parece estar buscando la mínima excusa para romper con su novio y dejarse llevar por lo que le piden sus instintos más primarios. Se trata de Mayka Rivera, que durante la cuarta gala del reality rompió a llorar por Pablo después de haberse besado con Óscar durante una fiesta. 

La joven no ha visto nada realmente preocupante en las imágenes de su novio en Villa Montaña, pero se ha mostrado "dolida" al ver la gran afinidad que Pablo está teniendo con Dorothy después de que le dijera que no se sentía atraído por ella (en la primera gala). "Pablo me ha mentido desde el minuto uno que estamos aquí, tres años llevo y ahora no le conozco. Me he reprimido estos días por él, ahora voy a hacer lo que me dé la gana", reaccionó Mayka al ver unas imágenes (algo manipuladas) de su chico. 

Lea también: Críticas a Carmen Lomana por llamar "incultas" y "poco inteligentes" a las chicas de La isla de las tentaciones

Y es que el programa mostró a la joven una conversación editada durante una fiesta en la que Pablo bromeaba con dos de las solteras con la idea de prender fuego al peluche de Mayka. "Como se líe con Óscar, lo quemaré", advirtió el murciano.

Sin embargo, a Mayka le insinuaron que su novio está dispuesto a dejarlo todo, incluso aniquilando a 'Rosito' -así se llama el peluche-, un objeto muy preciado por su chica. "Por favor, si el peluche puede salir de ahí, que lo saquen. No quiero que le pase nada", pidió Mayka asegurando que llevaba con ella toda la vida. 

Mayka y Óscar dan rienda suelta a la pasión

Esta reacción de Mayka, dolidísima con Pablo por una broma con su peluche y un beso en la calva de buenas noches por parte de una soltera, llega después de una noche de fiesta en la que la murciana decidió dar un paso más con Óscar.

Lea también: "¡Qué canalla!": la brutal confesión de Marta sobre Lester en 'La isla de las tentaciones'

La joven ha reconocido abiertamente que le "pone" su compañero y que no puede (ni quiere) dejar de estar con él. Esta afinidad la consumaron en la piscina, donde compartieron varios besos en el cuello y muy cerca de la comisura de los labios. "Yo quiero estar contigo. Estoy muy a gusto. No me puedo despegar", reconoció entregada antes de pedirle que durmiera abrazado a ella en el sofá del salón.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin