Alonso Caparrós entra en la crisis de los 50: "Se me ha caído una muela y me ha salido un quiste sebáceo en la nalga"

30/09/2020 - 18:36
  • El colaborador de 'Sálvame' impacta al compartir "sus goteras" de la edad

Más noticias sobre:

Alonso Caparrós ha entrado de lleno en la crisis de los 50. El colaborador de Sálvame ha compartido con sus compañeros y con los espectadores de Telecinco todas las dolencias que tiene fruto de la edad. Hay que recordar que el que fuera presentador de Furor cumplirá mitad de siglo el próximo 24 de noviembre.

Todo ha sucedido cuando algo le ha llamado la atención a Kiko Hernández: "Durante la emisión de un vídeo, Alonso se ha quitado el maquillaje con la mascarilla y le he preguntado '¿qué te pasa?'. Y me ha dicho: 'Es que me pica todo".

Lea también: Belén Esteban 'dispara' de nuevo contra Jesulín de Ubrique: su gran zasca por su hija Andreíta

El colaborador no ha tenido en reparos en explicar lo que le sucede. "En el plazo de menos de una semana es como si todas las goteras de los 50 me vinieran de repente", ha empezado diciendo ante la atentísima mirada del resto.

"Se me ha caído una muela, que la tenía medio cascada. Pero eso no es todo, ya no veo bien de cerca. Me duele la cabeza un montón", ha continuado Alonso Caparrós.

Pero las desgracias de Caparrós no han acabado aquí. "Y para más inri, me ha salido como un quiste sebáceo en la nalga y cada vez va a peor", ha dicho ante la mirada de asco de María Patiño. "En fin, que estoy fastidiado. Me van a tener que sajar el culo".

Lea también: Ángel Garó trolea 'Sálvame' con una promoción de Antena 3: "No me interesa; adiós, adiós"




Informalia




Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.