Zasca de Ana Guerra ('OT') a Cristina Pedroche en 'Zapeando': "Que me lo digas tú, es que vamos"

26/09/2020 - 14:36
  • Polémica en plató por un vídeo en bikini en redes sociales de la extriunfita

Más noticias sobre:

Ana Guerra fue a Zapeando a presentar su cover de la canción de Raffaella Carrà, En el amor todo es empezar, para la BSO de la película Explota explota, sobre las canciones de la italiana que triunfó en la televisión de España hace décadas.

Miki Nadal ha sacado a la luz la cuenta de Instagram de Guerra, en la que tiene más de 650.000 seguidores, para hablar de sus publicaciones virales. 

Lea también: Matías, de La isla de las tentaciones y Cristina Pedroche, un pasado en común

En concreto, de una en la que sale de la piscina imitando  las películas de James Bond.

"A los artistas como tú os gusta mucho colgar en las redes vídeos vuestros haciéndoos los guays. Esto es así, que nunca colgáis un vídeo yendo a echar la quiniela, o cortándoos las uñas de los pies, que eso lo hace todo el mundo y eso no sale, que siempre son vídeos molones como éste", ha dicho Miki Nadal.

Nadal ha dicho que Guerra parecía una chica Bond "muy sexy" y entonces se ha metido de por medio la zapeadora Cristina Pedroche: "Sí y el otro día duchándose, lavándose el pelo que digo, pero, pero, pero, pero...", ha comentado la colaboradora antes de que la extriunfita le interrumpiese.

Pulla a Pedroche: "Anda, que me lo digas tú, es que vamos..."

"Anda, que me lo digas tú, es que vamos...", le ha espetado Ana Guerra. "Ya, pero yo nunca me he lavado el pelo. No, si yo lo digo como envidia como, joder qué pibonazo, lavándose el pelo", ha contraatacado Pedroche para zanjar la discusión de broma.




Informalia





Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.