Programas

Ana Pastor: "Los políticos pueden equivocarse, lo que no entiendo es la falta de explicaciones o la mala fe"

  • ECOTEUVE.ES entrevista a la presentadora, que vuelve este domingo a La Sexta
  • "He invitado a Abascal, pero no ha aceptado, ni siquiera en campaña electoral"
  • "El Objetivo' no peligra, La Sexta sabe que es una apuesta de calidad y que no es un programa masivo"

Ana Pastor vuelve a coger este domingo los mandos de El Objetivo, que arranca una nueva temporada en La Sexta marcada por la crisis sanitaria y económica desencadenada por el coronavirus. En el primer programa, la presentadora contará con la presencia de Salvador Illa, ministro de Sanidad, que responderá también a las preguntas de un grupo de personas vinculadas directamente con la pandemia.

"Esta va a ser una temporada muy incierta. Estos tres primeros meses van a ser complicados para todo el mundo y nuestra obsesión es contar cómo lo está viviendo la gente y responder ante sus preocupaciones", asegura la periodista en palabras a ECOTEUVE.ES antes de desvelar que el plató se ha ampliado, añadiéndole una gran pantalla en la que se visualizarán y analizarán datos relacionados con la enfermedad. 

Lea también: Atresmedia defiende a Ferreras y Ana Pastor de las palabras de Vox en el Congreso: "Son inadmisibles"

Ana Pastor hace balance además del papel que han jugado todos los políticos durante los últimos meses: "Ellos son seres humanos que aciertan y se equivocan. Y a cualquiera que nos expliquen un error podemos llegar a entenderlo. Lo que no podemos entender es la falta de explicaciones o la mala fe", critica la presentadora, que condena también a aquellos representantes que se han aprovechado del complicado momento que vivimos para "polarizar" a la sociedad. 

"Espero que se marche poco a poco este miedo en el que vivimos. Ese miedo que se ha instalado en contagiar, contagiarnos, el miedo que nos da contagiar a la gente mayor... Ese miedo me preocupa, porque vivir con miedo es una cosa muy complicada y hay gente que se aprovecha de él", lamenta. 

Antes que nada, ¿cómo estás? 

Pues bien. Teniendo salud y trabajo, tengo cero derecho a la queja. Estamos deseando empezar la temporada y el equipo está también preparado. Los meses de confinamiento, que nosotros seguimos trabajando, nos sirvieron de experiencia para esta segunda ola, así que estamos preparados. 

Tras todo lo sucedido este año, ¿con qué energías afronta esta temporada que se avecina tan complicada?

Bien, de fuerzas bien. Esta va a ser una temporada muy incierta. Estos tres primeros meses van a ser complicados para todo el mundo y nuestra obsesión es contar cómo lo está viviendo la gente y responder ante sus preocupaciones. Este domingo, queremos que pregunten al ministro Salvador Illa aquellos que están viviendo en primera persona todo lo que tiene que ver con el coronavirus, que es mucha gente y de muchos sectores. 

¿Qué medidas habéis tomado en el programa ante la pandemia? 

Los protocolos en La Sexta están perfectamente organizados, te diría que desde marzo. Nosotros fuimos de los primeros programas que dejamos de tener público en plató. Hemos reducido el equipo presencial y los controles y la redacción están perfectamente preparados. Este año tendremos una novedad en el plató. Hemos ampliado el espacio, por varios motivos. Uno de ellos es el evidente [la distancia de seguridad], pero también queremos aprovechar nuestro empeño en los datos y hemos instalado 30 metros cuadrados de pantalla en la que haremos visualización de datos frente a la pandemia y, sobre todo, explicarlos. También hemos reducido el número de invitados y estamos preparados para lo que venga.

¿Qué invitados le gustaría tener pronto en el programa? ¿Veremos por fin a Santiago Abascal o ahora mismo le interesan más otros perfiles?

A mí, todo el que tenga responsabilidad es susceptible de ser entrevistado. Abascal ha sido invitado y no ha aceptado, ni siquiera en campaña electoral. Pero tengo muchos otros nombres en mi lista, que van desde la propia presidenta de la Comunidad de Madrid hasta políticos de fuera de España, como Ángela Merkel. Merkel está de despedida casi y creo que se la va a echar de menos en Europa. Me encantaría hablar con ella, pero la lista es larga y tenemos muchos domingos por delante. Creo que va a ser una temporada diferente pero también muy intensa. 

¿Cuál sería la primera pregunta que le haría a Pedro Sánchez, en caso de que se sentara en El Objetivo¿Y a Isabel Díaz Ayuso?

Si te la dijera, entonces... (Ríe). No, es que depende de las circunstancias. Yo nunca decido la primera pregunta de una entrevista hasta casi casi casi el último minuto antes de empezar. Me ha pasado siempre y más ahora con la pandemia. El domingo vamos a estar a punto de entrar en Madrid en una nueva fase, las medidas se van a anunciar mañana pero no entrarían en vigor hasta el lunes. Si tuviera en frente al presidente del Gobierno o a la presidenta de la Comunidad, esperaría hasta el final para saber cuál es la primera pregunta que tengo que hacerles.

Preocupa la situación del coronavirus en Madrid, ciudad con la tasa de incidencia de contagios más alta de Europa. ¿Qué cree que ha fallado?

Yo creo que aquí hay varias cosas. La expectativa que teníamos en junio no se ha cumplido, probablemente, porque después del confinamiento mucha gente pensó que la situación había mejorado más de lo que realmente había mejorado. Y luego ha habido una falta de inversión clara en rastreadores y ahora lo estamos viendo. También se han tenido que duplicar clases en los colegios y eso supone duplicar profesores y no los hay. La atención primaria... En general, hay una falta de recursos que venía de antes y que esta pandemia ha evidenciado. 

¿Qué es lo que más le ha sorprendido para bien, y qué es lo que más le ha decepcionado, del papel que han jugado los políticos durante estos meses?

Yo creo que afecta a todos por igual y una de las novedades que vamos a introducir en El Objetivo tiene que ver con esto. A mí me molesta y me irrita muchísimo la contribución que haga un político cualquiera a la polarización. Los políticos deberían ser ejemplares en eso. Por supuesto, son seres humanos que aciertan y se equivocan. Y a cualquiera que nos expliquen un error podemos llegar a entenderlo. Lo que no podemos entender es la falta de explicaciones o la mala fe. 

Nosotros vamos a inaugurar un formato dentro del programa que se llama Tenemos que hablar. Precisamente, pensamos que en un momento de polarización tan alta -España es uno de los países del mundo con las mayores tasas de polarización-, es interesante hacer una propuesta en la que sentemos a dos personas diferentes, que piensen diferente, ya sean políticos o personas con poder, y que durante un rato puedan dialogar y encontrar cosas en común.

Se le puede reconocer a Ayuso que ha hecho algunas cosas bien y otras mal, se le puede reconocer a Pedro Sánchez que ha hecho algunas cosas bien y otras mal y no pasa nada. Queremos comprobar que podemos ser un país que dialogue ¿Que además se pueda llegar luego a acuerdos? Perfecto. Pero que por lo menos podamos sentarnos a hablar. 

La cultura está pidiendo a gritos ayuda, es uno de los sectores más afectados. ¿Trataréis de darle voz y apoyo desde el programa?

Sí, en ese grupo de personas que van a estar en plató el domingo va a haber un representante de la cultura, una persona muy conocida que se dedica al cine y que también va a preguntarle al ministro. Trataremos de darle voz a la educación, la cultura, la sanidad, la economía, la hostelería, los comercios, la limpieza, que me parece un sector también maltratado y poco visibilizado. 

Hace justo un año, decía que Years and Years  parecía más una crónica periodística que una serie, algo que se ha reafirmado más que nunca este año con la crisis del coronavirus. ¿Cree que el mundo ha cambiado para siempre o estamos a tiempo de revertir la situación de alguna manera?

Yo creo que el mundo ha cambiado para siempre, en lo bueno y en lo malo. No tiene por qué ser solo una cosa o la otra. Pero ha cambiado para siempre. El teletrabajo, por ejemplo, ha llegado para quedarse en todos aquellos sectores en los que se pueda establecer. Las mascarillas, a partir de ahora, van a estar presentes siempre en algunas épocas del año y la precaución con la limpieza también. Lo que sí que espero que se marche poco a poco es este miedo en el que vivimos. Ese miedo que se ha instalado en contagiar, contagiarnos, el miedo que nos da contagiar a la gente mayor... Ese miedo me preocupa, porque vivir con miedo es una cosa muy complicada y hay gente que se aprovecha de él. 

Coincide en la parrilla con Iker Jiménez, que ha ganado una gran repercusión en los últimos meses por su tratamiento de la crisis del coronavirus. ¿Ha tenido la oportunidad de asomarse un poco a su Cuarto Milenio? ¿Qué le parece?

No soy muy dada a mirar al resto, porque bastante tengo con lo mío. Pero además, en la época en la que se ha estado emitiendo no lo he visto, porque van a la misma hora que nosotros. No lo veo y no te podría decir, pero yo creo que todo el mundo tiene derecho a hacer lo que cree que tiene que hacer, solo faltaba. A Iker lo conozco además de mi época en la SER y creo que todo el mundo tiene que hacer lo que considere que tiene que hacer. La noche del domingo es complicada porque hay formatos muy diferentes en todos los canales. Tenemos cine, realities... y nosotros somos la única cadena que a esa hora tiene información en directo. Es nuestra apuesta y lo que queremos seguir haciendo. 

Con los datos en la mano, se puede comprobar que en las últimas temporadas la audiencia de El Objetivo se ha resentido un poco. ¿Le preocupa mucho? ¿Cree que el programa podría peligrar?

No me preocupa. Jamás nadie nunca en la cadena me ha hecho un comentario sobre eso. Saben que es una apuesta por la calidad y que un programa que se hace en prime time por los datos no es un programa masivo. Que ojalá lo sea, pero es algo que asumimos muy al principio. En cuanto al share, el cierre de la temporada, con la pandemia, fue muy bien de audiencias. Luego hay semanas que depende de lo que te pongan en frente. Además, ahora no sólo compites con la televisión lineal, sino que la gente está ya con las plataformas, etc. El Objetivo tiene una cosa muy única que es estar en directo los domingos, donde el resto no hace esa apuesta. Pero ya te digo que nadie nunca me ha dicho que el programa peligre, ni nada por el estilo. Tengo la suerte de trabajar en una empresa que cree mucho en la información y hay veces que la información funciona y épocas en las que se resiente un poco más. 

Estas semanas, se ha criticado mucho a Fernando Simón por su participación en Planeta Calleja. ¿Qué opinión le merece este asunto?

Que es libre también. A mí no me suele gustar nunca que me digan lo que tengo que hacer y, por tanto, trato de no cometer ese error con el resto. Él es libre lógicamente. Yo con Fernando Simón sólo puedo estar agradecida, porque las veces que le hemos invitado al programa, también con gente preguntándole en directo durante la pandemia, estuvo siempre con nosotros. Si el considera que lo tiene que hacer, que lo haga. Y si hay gente que cree que se ha equivocado por que no era el momento (no por el formato, ni por la cadena, porque a mí Calleja me parece que es un formato fantástico), es libre de opinar y ya está. Pero a mí no me gusta que me digan ni a quién tengo que invitar, ni a dónde debo ir y no me gusta hacerlo con los demás. 

¿Tienes algún proyecto más con Atresmedia en el horizonte? ¿Vais a preparar ya una nueva temporada de Dónde estabas entonces, ahora que acaba la década?

Ahora estamos en vías de abordar la siguiente década sí. Estamos esperando a ver cómo termina este año, porque nos da la sensación de que cuando nos pongamos a hacer la siguiente en enero, nos daremos cuenta de que la década en realidad son dos momentos: antes y después del coronavirus. Tenemos nueve años pre-Covid y uno de post. 

Este 2020 daría para una temporada entera.

Estamos ya pensando en ella, pero vamos a ver cómo acaba este 2020 y si sigue tan marcado por el Covid o no. En cualquier caso va a ser uno de los temas fundamentales.

comentariosicon-menu4WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments

Comentarios 4

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Robespierre
A Favor
En Contra

Mala fe como tienen en la sexta cadena líder en desinformación.

Puntuación 9
#1
LA SEXTA MIE RDA
A Favor
En Contra

MENUDA FU RCIA ESTÁS HECHA TÚ

Puntuación 7
#2
Lo que hay que ver
A Favor
En Contra

Una mercenaria al servicio del régimen hablando desde su púlpito para adoctrinar borregos.

Puntuación 7
#3
ferrusolo
A Favor
En Contra

Esbirra de la dictadura sanchista

Puntuación 5
#4