Inesperada pullita desde Cuatro a Ana Pastor: "La que se postula como 'verificadora oficial"

16/09/2020 - 18:47
  • Marta Flich y Verónica Fumanal piden respeto para la presentadora de La Sexta

Más noticias sobre:

Marta Flich ha cogido este miércoles el testigo de Risto Mejide como presentadora de Todo es mentira, que un día más ha abordado la polémica confesión que ha hecho la periodista Mariola Cubells sobre las mentiras de la que fue cómplice sobre Jesús Vázquez y el famoso Caso Arny. 

La periodista ha recopilado las reacciones positivas que han tenido algunos rostros conocidos de la televisión al artículo con el que la valenciana pedía disculpas al gallego. Entre ellas, el programa plasmó la que realizó Ana Pastor, presentadora de La Sexta, a través de su cuenta de Twitter. La conductora de El Objetivo destacó la "honestidad brutal" de Mariola Cubells con su gesto. 

Lea también: Risto Mejide saca las garras por Jesús Vázquez y ataca a Mariola Cubells por la "caza de brujas" del caso Arny

En ese momento, el tertuliano Melchor Miralles aprovechó para lanzarle una pullita desde la competencia. "A mí me sorprende que gente como Montserrat Domínguez o la que se postula como la 'verificadora oficial', Ana Pastor, digan '¡qué maravilla!'", empezó destacando.

"Vamos a ver, el comportamiento de Mariola Cubells es infumable. Ha pedido perdón y Jesús la ha perdonado, lo cual es para quitarse el sombrero con él. Pero a buenas horas has pedido perdón, Mariola Cubells, que no es una nimiedad por favor, era algo muy serio", criticó el periodista antes de ser interrumpido por sus compañeras de tertulia.

Verónica Fumanal pide respeto para Ana Pastor

"La grandeza de Jesús es incuestionable porque para perdonar esto hay que tener una humanidad tremenda. Yo no voy a poner en tela de juicio la opinión de compañeras que para mí son super respetables como son Montserrat Domínguez o Ana Pastor", defendió Verónica Fumanal en una petición con la que se mostraba "de acuerdo" Marta Flich. 

"Pueden tener una teoría sobre lo que es pedir perdón o no, pero cada vez que este programa destapa un capítulo más, se pone más en tela de juicio. No es criticable que haya personas que apoyen el gesto, sino poner en valor que alguien sea capaz de perdonar una putada tan gorda como la que le hicieron", concluyó Fumanal. 



En Portada



Informalia





Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.