Nacho Abad, entre Antena 3 y Telemadrid, cuenta la verdad: "Todo fueron especulaciones"

7/09/2020 - 15:07
  • El periodista se estrena como copresentador de 'Está pasando', con Inés Ballester

  • Sigue colaborando en 'Espejo público': "Llegamos a un acuerdo para compaginarlo"

  • "Frente al coronavirus hay que ser positivo, mantener firmeza y optimismo"

Más noticias sobre:

Nacho Abad debuta este lunes en Telemadrid como copresentador de Está pasando (17.15) junto a Inés Ballester. El programa introduce cambios para estar más pegado a la actualidad, y es ahí donde el periodista tendrá una labor fundamental con su acreditada experiencia en los medios.

"Tanto Inés como Alberto Herrera me han acogido con mucho cariño. Ha habido muy buena sintonía. Ojalá siempre fuera así", reconoce Nacho Abad a ECOTEUVE.ES.

El presentador, no obstante, compaginará su trabajo en Telemadrid con Espejo público, un espacio en el que lleva trabajando dede 2013. Aunque se rumoreó con su salida durante el verano, el periodista explica que seguirá colaborando con Susanna Griso, aunque ya no de manera exclusiva, algo que le permite estar en varias cadenas a la vez. "Yo sabía que seguía desde el primer día, lo único es que habían variado las condiciones del contrato".

'Está pasando' cambia de contenidos y llega usted como nuevo fichaje. ¿Cuál va a ser su papel?

Voy a copresentar el programa con Inés Ballester, salvo la parte final en la que ella hace una tertulia de mujeres. La diferencia respecto al año pasado es que el programa ahora va a ser pura actualidad. Vamos en la calle, con conexiones en directo, y vamos a apostar por la información exclusiva. 

¿También se abordará la actualidad política?

Sí, la actualidad es amplia. Claro que vamos a hablar de política, sobre todo abordaremos cómo afectan a los ciudadanos las decisiones de los políticos. Por supuesto, también habrá información ligada al Covid. Además, hablaremos de conflictos vecinales, okupación, sucesos del día...

Y en los sucesos es donde usted tiene gran experiencia, con información propia. Entiendo que su función no solo será la de un presentador al uso...

Yo admiro mucho a los presentadores que saben presentar un programa con ritmo (risas). Pero es cierto que yo tengo la suerte de que también puedo aportar información. Me siento muy cómodo hablando de sucesos pero también de otros asuntos.

Llevamos seis meses recibiendo información del coronavirus. ¿No tiene la sensación de que a veces se habla mucho pero se dice pocas cosas nuevas?

Yo discrepo un poco, porque hay cosas que van evolucionando con el tiempo. La enfermedad es la misma que en marzo, pero la investigación evoluciona, las medidas, los tratamientos mejoran... Hay que estar al pie de esos cambios para ir informando. Además, en cada momento hay novedades, como ahora con la vuelta al colegio. Es información y servicio público.

¿Qué opinas de los negacionistas? ¿Su ruido va a ir en aumento?

A mí me alarma. Pero también es verdad que desde que el mundo es mundo, siempre ha habido teorías conspiranoicas, fabulación... esto no es nuevo. En periodismo hay que dar voz a todo el mundo, pero la existencia de los negacionistas no es algo nuevo. Y más en este asunto, del que no tenemos claro ni el origen del virus.

Respecto a la situación coronavirus, ¿es optimista o pesimista de cara al futuro?

Por naturaleza soy optimista. Abrazar el pesimismo y la desesperanza es tan sencillo que me niego. Intento obligarme a ser optimista, aunque hay momentos en que uno está más triste. Si nos lanzamos al pesimismo, esto se va por el desagüe. Hay que mantener firmeza y optimismo.

¿Va a compaginar 'Está pasando' con 'Espejo público'?

Sí, lo voy a compaginar. Creo que estaré casi todos los días en Espejo público, pero lo voy a compaginar porque son perfiles diferentes.

En verano hubo confusión sobre su continuidad en 'Espejo público'. ¿Qué pasó?

Simplemente cambiaron mis circunstancias en Espejo púbico. Decidieron que pudiera compaginar otros trabajos. Eso implica menos presencia, pero hubo un acuerdo desde el primer momento. Todo lo que se habló fueron especulaciones. Yo sabía que seguía desde el primer día, lo único es que habían variado las condiciones del contrato. 

Entiendo que lo que ha ocurrido es que ya no tiene exclusividad con Atresmedia y por eso ahora puede estar en dos cadenas a la vez. 

Eso es. Ahora tengo la suerte de trabajar con dos grandes presentadoras. Susanna Griso, con quien llevo mucho tiempo, e Inés Ballester, a quien a acabo de conocer pero me parece encantadora.

¿Cómo le ha recibido en su programa?

Me ha dado una acogida muy buena. Llegar a un equipo hecho a veces no es fácil, pero aquí estoy muy cómodo. Tanto ella como Alberto Herrera me han acogido con mucho cariño y he notado un feeling especial. Ha habido muy buena sintonía. Ojalá siempre fuera así.

¿Durante este verano ha tenido ofertas de otras cadenas?

Sí. He tenido más opciones.

¿No me puede decir cuáles?

No (risas).

¿Qué es lo que hizo decantarse por Telemadrid para compaginarlo con 'Espejo público'?

Me he decantado por la mejor opción. De todas formas, habrá más sorpresas. El periodismo está variando y hay que adaptarse a los nuevos tiempos.



En Portada



Informalia





Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.