Programas

Paz Padilla relata las últimas horas de su marido Antonio: "Se murió en mis brazos"

  • La presentadora reaparece en Telecinco con una entrevista en 'Sábado Deluxe'

Paz Padilla reapareció en el Deluxe tras el fallecimiento de su marido. La presentadora ofreció un relato que ha sido muy aplaudido, basado en la importancia de aceptar la muerte: "Yo solo quería que se fuera feliz, que su muerte fuera feliz". Asimismo, recordó la enfermedad, el día que su marido Antonio se fue y el legado que le dejó: "el amor".

Paz Padilla contó ante la cámara que "está triste" pero que no ha dejado de sonreír y que este duro trago no le ha arrebatado las ganas de vivir: "Lloro, al igual que río, pero igual que viene, se va".

Lea también: Paz Padilla, rota por la muerte de su marido: discreción absoluta en Sálvame

La artista piensa que "si algo he aprendido es que lo amaba con locura, lo amo con locura y lo seguiré amando con locura. Lo único que me ha dejado, es amor. Es lo único que perdura".

Paz Padilla contestó a las preguntas de Jorge Javier Vázquez y declaró que en ningún momento ha sentido rabia. Durante el último año, comenzó un proceso de aceptación de la muerte, algo que le ha ayudado mucho durante estas últimas semanas tan duras.

"El médico me lo dijo sin anestesia"

Paz Padilla relató que todo comenzó hace un año, cuando acudieron al médico pensando que lo que le ocurría es que "tenía estrés". Tras una resonancia, se descubrió que su marido tenía un tumor y que le quedaba muy poco tiempo: "El médico me lo dijo sin anestesia".

Llorar fuera de cámara y disimular ante ellas

Ningún compañero de Paz conocía la noticia de la enfermedad de Antonio y ella ha revelado cómo vivió esos meses en los que lloraba fuera de cámara y, después, disimulaba ante los demás.

La presentadora hizo todo lo posible por hacer que los últimos días de vida fueran felices: "No se ha muerto mi marido, se ha muerto mi alga gemela, el amor de mi vida. Es lo único que le he podido dar. Amor del bueno. Le decía 'te quiero y gracias', 24 horas al día".

Así, cuando Paz supo que Antonio iba a morir, que ni la quimioterapia ni la radioterapia conseguían salvarlo, ella se dedicó a hacerle feliz: "Quise que tuviera una muerte bonita, una despedida preciosa".

El día en el que Antonio falleció

Ese día, según contó la gaditana, quería estar a solas con él y que muriera en casa porque "en los hospitales te enseñan a vivir, pero no a morir".

Ella se dijo a sí misma que tenía que dejarlo marchar, que no podía aferrarse a él: "Me metí en la cama con él, le toqué el pecho y le dije "ya, mi amor, recuerda: cuando me toque ven por mí... y poco a poco, se fue yendo". Después, contó la artista, el perro de la familia entró en la habitación y se subió a la cama, todos los presentes se dieron la mano y le desearon buen viaje: "Sacamos una botella de champán y brindamos".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin