Programas

Lydia Lozano, rota ante Bertín Osborne al contar cómo vio morir a su pareja en un accidente de tráfico

  • La periodista canaria no ha podido contener las lágrimas al recordar el fatídico día

La colaboradora de Sálvame Lydia Lozano fue la primera invitada de la nueva temporada de Mi casa es la tuya, el programa de Bertín Osborne en el prime time de los viernes. Lozano se abrió en la entrevista como nunca y reveló un accidente que le ocurrió en 1986, cobrándose la vida del paparazzi Juan Carlos Pérez, su por aquel entonces pareja.

Bertín Osborne ha escogido a la periodista Lydia Lozano para volver con sus entrevistas por todo lo alto y así, se trasladó hasta La Palma, donde la periodista vivió parte de su infancia.

Lea también: El ¿desliz? de Lydia Lozano sobre el caso Ylenia: "Estoy a punto de decirte el informador"

Aunque en el programa predominó el tono divertido y dicharachero típico de la televisiva al contar sus anécdotas, también hubo varios momentos duros, dramáticos, sobre el pasado de Lozano, y no sólo al recordar el caso Ylenia Carrisi sobre la desaparición de la hija de Romina y Al Bano, que tantos quebraderos de cabeza le ha traído a la periodista.

Sin duda, el peor momento fue cuando recordó al periodista Juan Carlos Pérez, su pareja hasta que perdió la vida en 1986, en un accidente de coche en el que iba con Lozano como copiloto mientras se dirigían hacia la madrileña localidad de Torrelodones. Lydia Lozano, en esos momentos del programa, dejó de ser la alegría personificada para derrumbarse y caer en el llanto.

Lozano, herida y su pareja, fallecido en el acto

Aquel fatídico día, el periodista falleció en el acto y Lozano acabó "con la cara en el motor", según confesó ella misma a Bertín Osborne.

Tuvo que estar nueve meses con una escayola, relató en Mi casa es la tuya. Además, la recuperación de su rostro quemado fue muy lenta, desveló también.

Tras una larga y tediosa recuperación, se le quedó un brazo más corto que el otro y tuvo que sufrir, durante un tiempo, que la familia de su entonces pareja pensase que el accidente había sido por su culpa al creer que ella era la conductora y no la copiloto.

Sin embargo, años más tarde, según contó Lozano, visiblemente emocionada y entre lágrimas, la hermana del que fuera su novio se puso en contacto con ella y le pidió disculpas.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin