Iker Jiménez tira la toalla ante las críticas: "Algo he debido hacer mal para que me consideren esparcidor del miedo"

13/08/2020 - 8:59
  • El periodista reflexiona tras intentar debatir (sin suerte) con los que no creen en la pandemia

Más noticias sobre:

Iker Jiménez se rinde después de intentar advertir a todos lo que no creen en la pandemia de coronavirus después de perder a un conocido de 50 años y sin patologías previas. "Estimados amigos que creen en la Plandemia. Como ven he intentado dialogar y argumentar con muchos de ustedes. Compruebo a mi pesar que no hay posible diálogo. Lo siento mucho".

"Siempre he sido defensor de una mente abierta y crítica con todo. En este asunto he tenido pruebas fuera de toda duda. Lo he explicado muchas veces. No soy un traidor, no estoy a favor de Soros, Bildelberg ni la Masonería. Pero eso solo puede entenderlo el que ha visto mis programas y mi forma de ser durante 15 años. Tocando asuntos intocables en el ruedo de la tele", sigue diciendo el periodista en un hilo de Twitter.

Lea también: Iker Jiménez pone el foco en la vuelta al cole en la nueva entrega de 'La estirpe de los libres'

El presentador, que durante la cuarentena siguió muy de cerca el día a día del virus en Milenio Live y La estirpe de los libre, recuerda que "he sufrido amenazas, descalificaciones y ataques estos meses. De todo tipo de tendencias políticas. Sin duda, y para mi sorpresa, los más incisivos han sido los favorables a la Trama de la Plandemia.

"He intentado escuchar y atender argumentos pero compruebo que están enraizadas toda una serie de ideas que no van a dejar de estar. Así debe ser. Siento mucha lástima porque solo pretendo ayudar. Lo saben bien mis amigos y compañeros que están a favor de esas teorías. Y siguen siendo mis amigos", dice.

Jiménez reflexiona y dice que "algo he debido hacer mal". "Lo primero para que no se me crea. Para que se piende que soy traidor. Lo segundo para no saber cómo hacer entender que esto no es broma y que por desgracia la pandemia es real y bastante incontrolable. Está en juego nuestro futuro a corto plazo. El de nuestros hijos. Yo solo puedo informar de lo que sé. No soy judío, no soy masón, no pertenezco a ninguna sociedad secreta u oculta".

"Soy un periodista que pretende ser libre en un mundo muy complicado"

"Soy consciente de que he estado en los medios porque he sido "el del misterio" y seguro que no he sufrido determinadas presiones. He tocado Alcasser, pederastia de las élites, Marxismo cultural, Síndrome Tóxico, Kalergi, Bohemian Group, Bildelberg todo lo que se considera intocable. Ahí están los programas. Y mis comentarios. Y mis ideas. Algo he debido hacer mal para que me consideren pagado, traidor, esparcidor del miedo", asegura.

"Soy un periodista que pretende ser libre en un mundo muy complicado. El misterio me ha dado esa perspectiva. Soy consciente de que lo que diga o haga siempre puede ser calificado de orquestado, manipulado. Me da mucha lástima. Porque creo en la luz y en las sombras. No he sido tibio al denunciar a los demonios que por ahí pululan. Pero no soy creído. Lo he intentado todo. He dado voz y he dialogado. Ya no puedo convencer, ni debo, a nadie de nada. Les deseo salud y suerte. Aunque ya no estén conmigo. Un abrazo a todos. Ánimo", remata.

Lea también: "Esto es un chiste de Gila": Iker Jiménez, "helado" por el comité de expertos para la desescalada que nunca existió



En Portada



Informalia





Comentarios 0