¿Dua Lipa o Belén Esteban? El parecido más asombroso y viral que triunfa

15:00 - 1/08/2020
  • El clip que lo peta en redes y WhatsApp: cara de la Esteban, cuerpo de Dua Lipa

Más noticias sobre:

La colaboradora de Sálvame, Belén Esteban, y sus vídeos son algo fácil de viralizar en redes. Más aún si van unidos a alguna estrella pop. Éste fue el caso de sus fotos con Rosalía; la imitación de ésta de sus declaraciones sobre qué música iba a bailar en su boda; o el remix del Millonaria de Rosalía para pedirle el dinero a su ex mánager Toño Sanchís, titulada Dame mi dinero, pá-ga-me, que corrió como la pólvora en redes y mensajería instantánea.

Ahora, la popularidad viral le ha tocado a un montaje hecho con la aplicación Doublicat App, que recuerda a los de hace meses con la conocida FaceApp, que tuvieron mucho éxito.

Lea también: Belén Esteban desvela los secretos de su encuentro con Rosalía: "Maravillosa"

En este caso, en lugar de envejecer o cambiar el género de las imágenes, esta aplicación permite cambiar las caras de un gif o vídeo por las de un famoso, por ejemplo. En este caso, ha sido Belén Esteban la elegida, aunque hay otros gags con videoclips y otros rostros conocidos, como el vídeoclip de Whatever, whenever (en español, traducida por Suerte), de Shakira, pero con la cara de Fernando Simón en el cuerpo de la cantante de Barranquilla.

Belén Esteban, baile sensual a lo Dua Lipa

En el caso del montaje de Belén Esteban, la artista elegida ha sido la exitosa británica Dua Lipa, y el resultado es tan espectacular que acumula en penas unos días casi 5.000 'me gusta', más de 1.200 retuits y casi 90 mil visualizaciones. Las reacciones han sido desde aplausos por la maravillosa fantasía que ha quedado a estupefacción de lo bien hecho que está el montaje.




Informalia





Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.