Ana Soria entra en directo en 'Sálvame' muy enfadada: "¡No deis credibilidad al primer tonto que pase!"

31/07/2020 - 19:39
  • La novia de Enrique Ponce llama para desmentir una grave acusación

Más noticias sobre:

Sálvame ha arrancado este viernes con Nuria Marín anunciando a los espectadores que el programa tenía en su poder unas imágenes muy comprometedoras de Ana Soria, la actual novia del torero Enrique Ponce tras su separación con Paloma Cuevas.

A lo largo de la tarde, la presentadora desveló unas fotos del antiguo piso en el que Soria vivía de alquiler junto a una amiga en muy mal estado. Las instantáneas fueron enviadas a la redacción por su anterior casero, quien ha acusado a la pareja del diestro de haber dejado su vivienda completamente sucia.

Lea también: "Se quiere subir al carrito": el ex de Ana Soria se postula para ser tronista de Myhyv o ir a Supervivientes

En las imágenes, supuestamente sacadas en el momento en el que Ana Soria concluyó su contrato de arrendamiento, se podía ver varias estancias de la casa en muy mal estado e incluso una (bastante escatológica) de la taza del inodoro llena de lo que parecían heces. Sin duda, una serie de pruebas que dejarían a la joven en muy mal lugar. 

Ana Soria entra en directo en Sálvame muy enfadada

Tras recibir las críticas de todos los tertulianos, Rafa Mora pidió a Ana Soria vía mensaje que entrara en directo en el programa para que aclarase lo sucedido. Dicho y hecho. Soria no tuvo reparos en levantar el teléfono y llamar al valenciano para explicar qué ocurrió en esa vivienda.

Nada más conectar, la joven desmintió todas las acusaciones: "Eso es mentira. ¡No se puede dar credibilidad al primer tonto que pase!", dijo notablemente enfadada la novia de Enrique Ponce. "Si alguien, el que haya mandado esa foto o está diciendo que yo dejé el piso en esas condiciones, que lo demuestre con fechas de cuándo son esas fotos", advirtió.

Ana Soria ha confirmado que vivió en el piso de las instantáneas, pero ha negado rotundamente que dejara el inmueble en tan lamentable estado. "Yo sí viví ahí, pero cuando se hicieron esas fotos podía haber estado viviendo otra persona. Yo, si encuentro unas fotos de cuando yo estaba, os las envío", ha afirmado. 

Ana Soria pide respeto e "intimidad"

Finalmente, Ana Soria ha pedido respeto y tranquilidad, tanto al programa de Telecinco como a todos los medios de comunicación: "Yo no voy a vivir justificándome y aclarando tonterías. Sé cómo soy", defendió antes de que Patiño le preguntara por la declaración de amor con la que ha sorprendido a Ponce esta misma mañana. "Muchas gracias. Os pido un poco de intimidad, él empieza a torear y todo esto le afecta", ha afirmado.

"¿Cómo llevas estar todos los días en el foco?", le preguntó Marín. "Me voy acostumbrando y a reltivizar y no hacer caso a tonterías. Hay gente que se aburre mucho", sentenció educadamente, antes de que le preguntaran también por Paloma Cuevas. "Yo no la conozco, ya lo dije. No he hablado con ella y no sé nada de ella", ha concluido. "No me pongáis en más aprietos", le pidió a los tertulianos antes de colgar la llamada.



Informalia





Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.