"¡Qué movida!": una concursante deja atónito a Arturo Valls con el motivo por el que ha ido a '¡Ahora Caigo!'

29/07/2020 - 14:26
  • Una mujer sorprende al desvelar por qué ha decidido participar en el programa

Más noticias sobre:

Después de casi diez años al frente de ¡Ahora Caigo!, Arturo Valls se sigue sorprendiendo con las confesiones que realizan algunos concursantes del programa. Este martes, una mujer dejaba atónito al presentador al confesar el motivo por el que había decidido participar en el mítico formato de Antena 3.

"Tengo 33 años, soy técnico deportivo y trabajo en un gimnasio dando clases de zumba, baile, body pump, spinning...", empezó diciendo la aspirante mientras Valls le preguntaba a qué iba a destinar el dinero que podía ganar durante la tarde. 

Lea también: Las medidas de ¡Ahora caigo! para que el público esté 'presente' en sus gradas en tiempos de coronavirus

"Si gano algo arreglaré el techo de la casa de mi madre que en el confinamiento he realizado entrenamientos funcionales y le he hecho una brecha en el techo...", aseguró Raquel antes de soltar unas palabras que hicieron que Arturo Valls se quedara en shock. "También contratar a un detective para que me vigile el coche. Tengo un admirador que me ha echado tres veces azúcar en el depósito. Coca Cola, café y azúcar. Le mando un beso desde aquí si me ve".

Una concursante deja atónito a Arturo Valls

"¿No sabes quién es? Qué movida, ¿no? Vaya jaleo, las grietas del techo, el otro echando azúcar en el depósito... Bueno Raquel, pues que haya mucha suerte", aseguró boquiabierto el presentador antes de que la joven iniciaras su partida. Finalmente, no pudo con su rival y se fue con las manos vacías.




Informalia





Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.