"Me da un miedo que flipas": Belén Esteban, pillada rajando del nuevo rostro de Kiko Matamoros

27/07/2020 - 18:00
  • La colaboradora de 'Sálvame', cazada cuando creía que nadie la escuchaba

Más noticias sobre:

Kiko Matamoros acaparó el pasado sábado toda la atención de los espectadores del Deluxe al aparecer con la cara totalmente operada el día que Mila Ximénez regresaba al plató para hablar de su lucha contra el cáncer. El tertuliano de Telecinco dejó en shock a todos al ponerse en manos de su nuera, la cirujana Carla Barber. 

Este lunes, Sálvame se ha hecho eco de la repercusión que tuvo la operación estética de Matamoros. Después de ver un vídeo, Lydia Lozano empezó a valorar la valentía de su compañero cuando Belén Esteban fue pillada por un micrófono abierto cuando creía que nadie la estaba escuchando. "A mí me da un miedo que flipas", susurró la de San Blas a Miguel Frigenti, que se encontraba a su lado.

Lea también: "Hay gente molesta y lo entiendo": Jorge Javier se disculpa tras un desafortunado comentario en Sálvame

"Oye, ¿qué le ha pasado a Kiko Matamoros? Espero que esté mejor por la vesícula y mejor por la cara", dijo poco después, cuando Carlota Corredera le dio la palabra. "Kiko quedó con la hija de Carla Barber, se vino arriba y estoy convencida de que Carla es super prestigiosa, hace su trabajo. Pero yo soy ella, soy médico y el paciente sale en televisión horas después de la operación y me araño la cara", comentó la presentadora.

"Pero ella misma puso un antes y un después. Y no sé si es más terrorífico el antes o el después", dijo con dureza Laura Fa, a la que reprendió enseguida Antonio David Flores. "Yo respeto la opinión de Laura y me parece fuerte que Antonio diga eso cuando a todos aquí nos han sacado la piel a tiras. Yo lo que vi el sábado en la entrevista... yo me he pinchado he venido y no me salía sangre por la nariz", destacó sorprendida Belén.

Chelo: "Pensaba que Kiko Matamoros se había caído"

Chelo García Cortés señaló entonces que Kiko Matamoros acudió al plató porque no se quería perder la entrevista con Mila Ximénez. "Yo cuando lo vi me quedé muerta. Pensaba que se había caído o tenía un problema. Yo vengo así al plató y tú me acribillas hasta en el carnet de identidad", le echó en cara a Antonio David Flores.

Lydia Lozano contó entonces entre risas cómo fue su reacción el pasado sábado al ver a Kiko Matamoros en la reunión previa al Deluxe. "Cuando entró dije: '¡Ay va! Parece Phantomas. ¿Qué se ha hecho? Como se sentó en el centro, yo lo tenía de espaldas. Pero le veía de lado y decía... ¿y esos labios? ¿y esos pómulos?", recordó la periodista, que desveló que fue ella la que le informó de que era trending topic. "Tantos eran los mensajes que quiso explicar qué le había pasado", añadió. 

"A mí me impresionó, porque nada más verlo veías que se había hecho algo. Yo no digo que está mal hecho. Le pusieron 25 viales y eso es una barbaridad. Hay gente poniendo stories que dice que Carla quiere destruir a los Matamoros desde dentro. No quiero poner en cuestión la profesionalidad de Carla, pero tantos pinchazos...", concluyó Frigenti.




Informalia





Comentarios 2

#1
27-07-2020 / 20:35
Puntuación 3
A FavorEn Contra

La verdad es que Matamoros en esta foto parece un ser de otra galaxia..... Pero la Esteban tampoco puede presumir de careto, porque cuando la sacan de cerca su cara parece un sembrao de patatas con tanto surco!.....

#2
27-07-2020 / 20:39
Puntuación 2
A FavorEn Contra

Quien fue a hablar..... Cuando no os aplican el photoshop, también dais miedo, porque ya tanta "reconstrucción" no hay piel que lo aguante.

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.