La pregunta imposible de '¿Quién quiere ser millonario?' que se ha vuelto viral: ¿sabrías responderla?

13/07/2020 - 13:04
  • Las redes sociales, revolucionadas con un enigma del mítico programa

Más noticias sobre:

Este fin de semana, las redes sociales se han revolucionado ante una pregunta de ¿Quién quiere ser millonario? que se ha terminado convirtiendo en viral. La cuestión plantea un enigma para el que sólo científicos y expertos en matemáticas están siendo capaces de darle respuesta.

El problema matemático ha sido difundido por @matttgfx a través de Twitter: "Si escoges una respuesta aleatoria a esta pregunta, ¿cuál es la probabilidad de que sea correcta?", plantea el enunciado. Las cuatro posibles soluciones son: A) 25%, B) 0%, C) 50% y D) 25%.

Lea también: David Broncano concursará en ¿Quién quiere ser millonario?, que prepara especiales con famosos en Antena 3

Enseguida, muchos han asegurado que se trata de un 25% de probabilidades. Sin embargo, esta opción aparece dos veces, por lo que marcar esa respuesta tiene una probabilidad del 50%. Es aquí donde surge el conflicto, pues marcar la opción del 50% tiene una probabilidad del 25%. ¿Cuál es la solución? 

Matemáticos y científicos, entre los cuales se encuentra el político Pablo Echenique, han aclarado que se trata de una paradoja: "La respuesta correcta no puede ser 50% porque hay un 25% de probabilidades de elegirla al azar. Tampoco puede ser 25% porque hay un 50% de probabilidades de elegirla. Ni 0% porque hay un 25% de probabilidades de elegirla. Ergo NINGUNA respuesta es correcta", ha concluido el portavoz de Unidas Podemos. 




Informalia





Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.