Sofía Suescun, en el 'Deluxe', sobre su robo: "Se llevaron las bragas sucias"

14:10 - 12/07/2020
  • A la navarra le han mangado dinero en efectivo, un coche de lujo y hasta la ropa interior usada

Más noticias sobre:

Mientras la polémica Maite Galdeano concursa en el reality low cost La Casa Fuerte, en la que es su verdadera casa, donde vive con su hija Sofía Suescun, ha sufrido un robo en el que hasta desaparecieron los gatos. Los ladrones se llevaron unos de 20.000 euros entre objetos y dinero, y todo ocurrió cuando Kiko Jiménez y la ganadora de Supervivientes 2018 estaban tratando la insolación de Sofía durante sus vacaciones en Ibiza, de las que posteaban muchas fotos en redes. En el Deluxe ha relatado que hasta se llevaron sus bragas que iban para la colada.

Kiko Jiménez, además, se enteró en directo del robo de la vivienda. Y es que la noticia se conoció en Sálvame, en pleno directo, cuando los enemigos Kiko Jiménez y Rafa Mora se dirigían al mercado para comprar los ingredientes de La Última Cena, en la que prepararon un arroz con cosas; unas corvinas que casi asfixian a Lydia Lozano y unoscaracoles con "mierda" en palabras de Arola, que fueron directos a la basura.

Lea también: Lydia, atragantada con una raspa, casi vive su Última cena

Sofía Suescun hizo una "desgarradora" llamada a su prometido y ex de Gloria Camila para contarle cómo se había encontrado la casa al regreso de las Pitiusas.

La hija de Maite Galdeano relató con todo lujo de detalles la pesadilla que vivió al encontrarse todo "tirado y roto".

Se llevaron hasta la ropa interior usada

Lydia Lozano preguntó a Sofía Suescun por "las bragas" que los ladrones se podrían haber llevado y la ex gran hermana lo explicó todo: "El cubo donde yo tenía la ropa sucia estaba vacío y yo recuerdo que había tres bragas, se llevaron las bragas sucias", dijo.

"Sola", sin su coche y sin gatos

"Yo estaba agobiadísima, porque no encontraba a mis gatos, me vi muy sola", declaró Sofía, rota.

Según la hija de la cantante de La papela del camión, se llevaron unos 20.000 euros entre objetos y dinero en efectivo, además de su coche de alta gama, que condujeron y después abandonaron. Su reacción al verlo todo fue echarse a llorar e ir a casa de un vecino: "Él me ayudó", aseguró.

"Nos tenían controlados"

Sofía afirmó que se sentía intranquila y con miedo, ya que no podía olvidar que, horas antes, había gente en su casa "llevándose cosas": "Los ladrones sabían que no estábamos, nos tenían controlados", confirmó la entrevistada.

Pelea de Suescun y Patiño

Tras acabar la entrevista, Sofía Suescun se mostró enfadada por unas palabras de la colaboradora: "Soy influencer, y que me digan que el robo es mi culpa por publicar mi vida en redes sociales, es absurdo. Aquí el que tiene la culpa es el ladrón", declaró Sofía. "Ya vale de victimizar a los ladrones", agregó, subiendo el tono.

Patiño se defiende

La de Socialité, al escuchar estas palabras de Sofía, quiso explicarse y defenderse: "Yo, particularmente, no digo cuándo me voy o no de mi casa". A lo que la navarra contestó: "Porque tú eres presentadora y yo soy creadora de contenidos".




Informalia





Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.