Diego Arrabal abandona Telecinco tras una espectacular bronca con Carmen Borrego: "No me va a tapar la boca"

29/06/2020 - 12:58
  • El paparazzi y la hermana de Terelu se enzarzaron en el plató de 'Viva la vida'

Más noticias sobre:

La enemistad que mantienen Carmen Borrego y Diego Arrabal se volvió a poner de manifiesto este domingo en el plató de Viva la vida. Ambos se enzarzaron en una espectacular bronca y el tertuliano acabó abandonando muy enfadado las instalaciones de Telecinco.

Nada más arrancar la tarde, Arrabal avanzó que tenía una noticia "bomba" que afectaba directamente a la familia de María Teresa Campos, algo que Borrego intentó tapar durante todo el programa. La colaboradora intentó persuadir a su compañero de todas las formas que se le ocurrió. 

Lea también: Emma García abronca a Diego Arrabal tras su ataque a Kiko Matamoros: "No somos tontos ninguno"

"No me va a tapar la boca Carmen ni cuarenta como Borrego", ha asegurado el fotógrafo. Según se quejó el tertuliano, "lo primero que ha hecho Carmen al llegar a Telecinco es ordenar una reunión de la dirección para transmitir las quejas" por el "bombazo" que él iba a dar ante las cámaras de Mediaset. 

Esa acusación sentó fatal a Carmen Borrego, que montó en cólera llamando "mentiroso" a Arrabal, entre otros improperios. La gran bronca terminó con el paparazzi abandonando no solo el plató, sino también las instalaciones de Mediaset en Fuencarral. Una hora después de la pelea, el programa se puso en contacto con él para ver dónde estaba: "Ha abandonado la cadena y ha puesto camino a su casa", informó María Verdoy, una de las redactoras de Emma García en Viva la vida.




Informalia




Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.