Ruth de Andrés: "Nadie quiere jugar conmigo al Trivial; a mí me mandan a hacer la tortilla de patata"

11:57 - 23/06/2020
  • ECOTEUVE.ES habla con la 'Magnífica' de 'Saber y ganar', ahora en 'El cazador' de La 1

  • "Desde que envié la carta hasta la llamada de 'Saber y ganar' pasaron siete años"

  • "Dejé Derecho porque trabajaba, tenía un niño pequeño y un marido inútil"

Más noticias sobre:

Ruth de Andrés es una de las Magníficas de Saber y ganar, el concurso que presenta el incombustible Jordi Hurtado. La de Alcobendas -"Yo no grew up como Penélope Cruz", bromea- es ahora 'cazadora' en La 1. El concurso ha retomado sus emisiones normales después del parón por el coronavirus aunque con nuevo horario: 18.15.

"Desde que envié la carta para participar en Saber y ganar hasta que me llamaron pasaron siete años", dice a ECOTEUVE.ES. Debutó en 2017 y allí permaneció durante 91 programas seguidos. "La historia y la geografía son mis puntos fuertes; Maluma y Leo Messi lo llevo peor", declara la concursante, a la que hace poco también vimos en los especiales de ¿Quién quiere ser millonario?

El sentido del humor de Ruth de Andrés es tan alto como el nivel de sus conocimientos. Así, no se corta en decir que no pudo acabar la carrera de Derecho porque fue madre trabajadora y porque "tenía un marido inútil". 

Lea también: Lilit Manukyan: "Pasapalabra' me ayudó a aprobar las oposiciones de Renfe; ahora trabajo de taquillera"

Saber y ganar es toda una cantera de concursantes...

Sí. Es el concurso más antiguo. En febrero cumplió 23 años. Mantenerse tanto tiempo, y además ampliando, porque ahora es de lunes a domingo, tiene tela. ¡Menudo currazo el de La 2!

¿Cómo se le ocurrió presentarse?

Fue mi hijo, de 33 años, que se hartó de verme en el sofá contestando preguntas. Siempre he sido seguidora de Saber y ganar, lo que pasa que desde que envié la carta hasta que me llamaron pasaron siete años.

¿Por qué cree que, finalmente, contaron con usted?

No lo sé. Al principio me sorprendió porque creía que no me iban a llamar en la vida y pensé: 'Han visto que soy administrativa y esto no luce mucho. Pues al cajón'. Acababa de volver de vacaciones y mientras deshacía las maletas, me llamaron.

¿Entre los concursantes tienen un grupo de WhatsApp para mantener el contacto?

Sí, tenemos un grupito entre los compañeros de Saber y ganar. Yo no soy muy del WhatsApp, cuando quiero algo llamo por teléfono.

¿De qué vienen tus conocimientos? ¿Tiene mucha retentiva, es muy curiosa...?

El cole me cundió. Yo soy muy curiosa y también tengo retentiva, pero todo se entrena. Es una cosa que se me da bien, pero creo que no es ningún talento.

¿Qué estudios tiene?

Me matriculé en Derecho pero no lo acabé porque tenía un niño pequeño, trabajaba, un marido inútil... Soy administrativa, pero me quedé en el paro.

¿Cuál es su punto débil?

Yo soy como Paz [Herrera]: Leo Messi y Maluma. La música moderna y el fútbol es lo que más problema me da, aunque los Juegos Olímpicos me encantan, me los zampo todos.

¿Y sus puntos fuertes?

Me gusta mucho la historia y la mitología. La geografía me divierte porque se aprende viajando. También la política y la actualidad. Todo lo que sea saciar la curiosidad. Por ejemplo, si algo me llama la atención en un documental, acudo a la enciclopedia y un dato te lleva a otro.

¿Usa la Wikipedia?

No, la uso poco. Soy más de libro escrito. Me puedo tirar buscando como una boba durante más de seis horas.

¿En qué ha ido invirtiendo el dinero que ha ganado?

No he ganado mucho, no llegó ni a 50.000 euros. Lo usé para pagar mi casa, básicamente. Pero vamos, que yo no tengo gustos complicados: a mí me gusta viajar y, de vez en cuando, comer bien. Pero no necesito ni joyas, ni pieles ni coches caros. Tampoco me interesan.

Supongo que será un rival duro de roer cuando juega en familia al Trivial...

Nadie quiere jugar conmigo. No quieren. Somos seis o siete y a mí me mandan a hacer la tortilla de patata (risas).

Tiene 57 años. ¿Qué planes de futuro tiene hasta que le llegue la jubilación?

Mira, llegó un momento de mi vida que le tenía tanto miedo al futuro que lo mejor es dejar de pensar en él. Y ya no pienso en ello. El cazador no me lo esperaba, me cayó en el cielo.

Si le propusieran participar en MasterChef, ¿aceptaría?

No. Soy cocinillas pero soy un poco díscola. Sé que para MasterChef hay que estar encerrado durante un tiempo y a mí esas cosas... Ya estoy mayor para que me toquen las narices (risas). Acabaría peleándome con el director.

¿El saber está poco valorado en la sociedad en la que vivimos?

Sí, pero opino que esto está cambiando. Es verdad que ha habido una época que todo el mérito estaba en la imagen y en la estética exterior. Todo eso nos estaba llevando al desastre, sobre todo en la gente joven y muchos han tenido problemas de adaptación social. 

¿Es un problema en la enseñanza?

Creo que en los colegios, por ejemplo, antes que enseñar conocimientos hay que ir a los porqués. Sobre todo hay que hacerlo divertido y con juegos, así no les costará nada. Yo con mi nieto lo hago.




Informalia





Comentarios 0