Manolo Lama: "A día de hoy, yo no dejaría entrar público a los estadios, nos gusta mucho anticiparnos"

8:41 - 15/06/2020
  • ECOTEUVE.ES entrevista al periodista deportivo por el regreso del informativo deportivo de GOL

  • "Pelearemos por recuperar a los espectadores que teníamos antes de la pandemia"

  • "En líneas generales, los deportistas han vuelto a dar una lección de solidaridad"

Más noticias sobre:

Y el 'bicho' de 2020 resultó ser un virus. LaLiga ha regresado este fin de semana después de tres meses de parón por la crisis del coronavirus. Manolo Lama, junto a Jesús Gallego, también está de vuelta en El golazo, que desde este lunes retoma su horario habitual en GOL (14.00 a 16.00) después de suspenderse las emisiones. "Pelearemos por recuperar los espectadores que teníamos antes", dice por teléfono a ECOTEUVE.ES.

El canal, que también ha estado en una especie de hibernación mientras que el deporte estaba parado, necesita un chute de energía. "Somos la única tele en abierto que tenemos todos los derechos para ofrecer todo lo que pase", dice Lama que espera dar ese "empujón" a "una cadena temática que ha sufrido muchísimo durante la pandemia", como también puede ser el caso de Teledeporte.

Manolo Lama, positivo por coronavirus durante 53 días, asegura que la cuarentena le ha servido para "resetarse" y "pasar más tiempo con la familia". También ha seguido poniéndose al micrófono de COPE: "Quisimos regalar a los oyentes un espacio para que pudieran evadirse y reírse, sin apartarnos de la realidad. La radio en el fondo es compañía y es tu familia".

El periodista espera que "aunque los humanos tengamos una capacidad brutal para olvidar", esto sirva para que tomemos nota y aprendamos y recuerda a Michael Robinson, Radomir Antic o Lorenzo Sanz, todos fallecidos durante los últimos meses: "Son tíos que siempre van a estar con nosotros".

Lea también: Juanma Castaño: "Que vuelva LaLiga es un subidón; ha sido la época más difícil en la radio"

Tres meses después, El golazo vuelve a retomar sus emisiones. ¿Había ganas no?

Muchas. Estamos de fiesta porque LaLiga, la Champions, la NBA, la Europa League... Todo, absolutamente todo, se va a comprimir en dos meses. Sesenta días de espectáculo solo pueden tener un premio: la imagen. Nosotros somos unos priviliegiados porque vamos a tener las imágenes de todo esto. Somos la única tele en abierto que tenemos todos los derechos para ofrecer todo lo que pase.

Eso es jugar con ventaja.

Sí, pero también piensa que las cadenas generalistas tienen una bolsa de espectadores que nosotros no tenemos. Nosotros vamos a pelear por el número de espectadores que teníamos e intentar dar un empujón a una cadena temática como GOL que en esta pandemia ha sufrido muchísimo como también le ha podido pasar a Teledeporte. Vivimos por y para el deporte, el deporte se paró. Queremos agradecer a todos que han seguido poniendo GOL haciendo el mejor producto posible.

¿Pensó en algún momento que era realmente imposible que la competición se reanudara?

Yo siempre fui optimista. Fui uno de los que pensamos que esta situación que era casi de ciencia ficción tenía que tener un final. Posiblemente, mucho antes de lo que todos pensamos. Pero yo siempre tuve la esperanza y la ilusión de que íbamos a volver y, por eso, apoyé la tesis de que el fútbol trabajase para estar preparado cuando nos dijeran que ya podíamos salir. Me alegro, no por el fútbol en sí, sino por España. Que regrese el fútbol es subir un escalón más a la vuelta de la normalidad.

¿Cómo ha pasado la cuarentena? ¿Qué ha hecho?

Pues como todos los españoles. He estado en casa y he trabajado en la radio casi todos los días haciendo los programas. Yo he pasado el coronavirus y, afortunadamente, a mí no me afectó en cuanto a síntomas y estuve durante 53 días siendo positivo. La cuarentena me ha valido para leer, para ordenar, para estar mucho más con mi familia que nunca estoy, para hablar por teléfono con más tranquilidad, para ver películas de hace 50 años que me encantan... Me ha servido para resetearme.

El virus también golpeó la redacción de deportes COPE con Pepe Domingo Castaño. ¿Cuál ha sido el peor momento de estos interminables meses?

Creo que el momento más trágico fue, cuando en los primeros días, aparecían los miembros del Ministerio de Sanidad para darnos las cifras de fallecidos y contagiados. El corazón se te encogía cada vez que escuchabas los números y decías 'esto suena a apocalipsis'. Con el esfuerzo de todos nuestros sanitarios y con el respeto y la educación de todos los españoles, poco a poco hemos ido saliendo de este mal sueño que deseo y espero que se quede aquí.

¿Qué medidas de seguridad tiene que seguir en su vuelta al trabajo, tanto en la televisión como en la radio?

En los dos sitios hay un protocolo sanitario donde, como en cualquier profesión, es fundamental la distancia social, la higiene de manos y las mascarillas. La única diferencia es que cuando yo tenga que aparecer delante de una cámara de televisión o cuando me tenga que poner a narrar delante de un micrófono me quitaré la mascarilla. Tampoco se pueden llevar alimentos al trabajo, tenemos que estar en lugares que se puedan airear, se reduce el número de personas para que las redacciones no estén igual de saturadas que antes... Es una vuelta de la normalidad progresiva.

¿De dónde ha sacado la energía para entretener a los oyentes todo este tiempo?

Nosotros en la radio nos planteamos desde el primer momento que, debido a la saturación de información y las terroríficas noticias del primer mes, queríamos regalar a los oyentes un espacio para que pudiera evadirse y reírse, sin apartarnos de la realidad. La radio en el fondo es compañía y es tu familia.

Movistar+ da a sus clientes la opción de poner ambiente a los partidos con realidad virtual. ¿Usted prefiere que ese silencio 'sume' a las retransmisiones o no?

Como espectador me gusta el fútbol como es. Es decir, si hay un campo abarrotado me gusta verlo y si hay un estadio vacío me gusta escuchar cómo es el partido. Como periodista todavía más me refuerza la segunda idea de no público y no sonido virtual porque a lo mejor vamos a tener la suerte de escuchar cosas que habitualmente no oímos: gritos de entrenadores, órdenes de futbolistas, conversaciones entre jugadores y árbitros. A mí eso me gusta y me interesa, pero yo entiendo que haya gente que diga que el fútbol así no es tan bonito y quiera poner el audio virtual. El FIFA es eso, los chavales se lo pasan en grande.

La semana pasada se abrió la puerta a que el público vuelva a los estadios a finales de junio con la 'nueva normalidad'. ¿Cree que es irresponsable?

A día de hoy yo no dejaría entrar público. Hace dos meses nos parecía impensable que hubiese fútbol. Nos gusta mucho anticiparnos a las circunstancias por que yo creo que debemos ir paso a paso, vamos a asentar el deporte y después ya avanzaremos. Segunda cuestión: opino que debe haber espectadores en todos los campos a la vez. No puede ser que unos entren antes y otros lo hagan después, pero no porque desvirtúen la competición, sino por respeto a todos los españoles.

¿Qué espera de estas jornadas de Liga? ¿Las circunstancias beneficiará más a los 'grandes'?

Bueno, fíjate que en la Bundelisga están ganando muchos equipos que juegan fuera, pero luego si analizas los datos al Bayern y al Borussia les da igual porque son los buenos. Esto está más con quién es el bueno y quién no. El Madrid y el Barça van a tener un porcentaje altísimo de victorias porque son mejores que los demás equipos. Ahora, ¿que a lo mejor LaLiga pueda ser más igualada de mitad de tabla para abajo por la ausencia de público? Pues puede ser porque el factor público siempre es importante.

¿La pandemia va a ser un punto de inflexión en el mundo del fútbol? ¿Cree que se dejará de mover grandes sumas de dinero en el mercado de fichajes?

Creo que sí. Sobre todo este mercado y el del verano que viene, los equipos van a ser moderados, no van a tirar el dinero, se va a dar más juego a las canteras y creo que va a tener mucha más opción el mercado nacional.

Lea también: Paco González rinde homenaje a Radomir Antic en COPE: "Se nos ha ido un amigo, era el mejor"

Será extraño no escuchar las voces de Michael Robinson y Radomir Antic en las retransmisiones a partir de ahora...

La pandemia nos ha quitado muchos amigos. Me acuerdo de Michael, Radomir, también se ha ido Lorenzo Sanz... Siempre cuando se te va alguien es una pena, pero cuando encima esto ocurre en este estado de tristeza y de drama, la pena se multiplica por dos. Son tíos que van a dejar huella en el mundo del deporte: Antic consiguió 'El Doblete', Sanz ganó la 'Séptima' y Robinson marcó un estilo dentro de la televisión.

Siempre van a estar ahí. Estoy convencido que cuando vuelvan Carlos Martínez y Maldini aunque no hable, vamos a escuchar a Robinson; cuando se cante 'Radomir, te quiero', la imagen de Antic va a estar ahí y cuando en el Bernabéu se habla de la 'Séptima' y la 'Octava', se nos va a venir la imagen de Lorenzo.

Manolo, ¿cree que la sociedad ha aprendido de todo esto o que se nos va a olvidar de la noche a la mañana?

Te voy a decir la verdad. Los humanos tenemos una capacidad para olvidar que es brutal, a una velocidad supersónica. No aprendemos nada, cuando salimos de una Guerra Mundial nos metemos en otra. Se nos olvida que el hambre mata a muchísima gente, los índices de pobreza que hay ahora mismo en el planeta... Tristemente, el hombre mira hacia delante y no se da cuenta lo que deja atrás, pero yo creo que esto sí que nos va a dejar una secuela y espero que de ella aprendamos todos.

¿Han actuado bien los futbolistas en su opinión?

Yo creo que sí, que en líneas generales los deportistas han vuelto a dar una lección de solidaridad no solamente por las decisiones que se han tomado a título particular con sus clubes, sino porque todos se han implicado con esta corriente de ayuda a los más necesitados, desde Rafa Nadal a un jugador de 2ºB. Cada uno ha aportado su granito de arena.

Coincidiendo con el programa especial que juntó a Juanma Castaño y José Ramón de la Morena, usted dijo lo siguiente: "Señores políticos, se lo están diciendo Nadal, Gasol y Casillas. Siéntense y busquemos una solución". Dos meses después, la crispación se ha disparado.

Yo parto de la base que la pandemia nos ha pillado a todos con el pie cambiado y que hay muchas cosas que nadie imaginaba, ni el más listo del universo. Dicho esto, se han cometido muchísimos errores a nivel político, pero de todo color, de todos los partidos.

Creo que los políticos, en general, no han dado una buena imagen a la ciudadadanía y que la ciudadanía ha sido quien ha dado una lección a los políticos. El pueblo ha estado muy por encima de sus dirigentes. Ahora tenemos que estar muy unidos para salir de esta crisis, pedir responsabilidades después y oye, luego hay algo que no falla en las democracias: cada uno tiene una papeleta para castigar o premiar. Todas las decisiones son respetables.




Informalia




Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.