"¿Me vais a crucificar?": Anabel Pantoja explota en 'Sálvame' y acaba de rodillas pidiendo clemencia

2/06/2020 - 19:37
  • El programa de Telecinco no da tregua a la colaboradora tras su fea actitud con su futuro marido

Más noticias sobre:

Anabel Pantoja no tiene ni una tarde tranquila en Sálvame. Este martes parecía que las aguas estaban tranquilas tras tener que pedir perdón por unas comprometidas imágenes que emitió el programa ayer, en las que se ve a la colaboradora hablando con desprecio a su futuro marido.

"Mi relación no es un cuento de hadas. Es bonita, está durando hasta cuando vosotros queráis y te digo que yo soy muy mal hablada y tengo mucho carácter", reflexionaba la sobrina de la tonadillera reventado a continuación por un comentario machista de Rafa Mora: "Se nota que los pantalones los llevas tú".

Lea también: Lydia Lozano aviva su guerra contra Mila Ximénez: "Estoy harta de que se le consienta todo"

De inmediato, Anabel se ha levantado de su sitio y ha enfilado hacia el puesto el director: "¡A tomar vientos! Yo me quedó aquí y no monto ningún numerito, me lavo mis manos y meriendo". "¿Qué te pasa gorda?", preguntaba Paz a lo que ella respondía: "Cada uno tenéis en vuestra casa lo que queréis y vivís vuestra relación cómo os da la gana".

"Yo no me meto en vuestras relaciones ni opino de vuestros novios, maridos o parejas. Que opinéis del vídeo, de mi estado y de cómo hablo, estupendo", seguía diciendo muy cabreada. "Que venga Rafa Mora o Pepito el de los Palotes a decirme que quien lleva los pantalones es mi novio es, aparte de machista, me parece un comentario antiguo".

Lea también: Miquel Barsa: quién es y qué datos tiene sobre la fuente de Lydia Lozano en el caso Ylenia Carrisi

"¿Ahora Sálvame se ha convertido en asesores del amor? ¿Queréis que no me case? Pues no me caso ¿Queréis que deje al negro? Pues lo dejo. ¡Hago lo que vosotros queráis", proseguía muy enfrascada marchándose del plató a gritos con Rafa Mora. "Le he hablado mal y punto. ¿Vais a hacer una carnicería?".

Minutos después, Anabel regresaba poniéndose de rodillas y los brazos de cruz al mismo tiempo que gritaba: "Una mala noche un mal día lo hemos tenido cualquiera. ¿Me vais a crucificar? ¿Por qué no lleváis a condenarme? ¡Es que es muy fuerte! Me arrepiento, pido perdón a toda mi gente, pero dejarme ser feliz, evolucionar como mujer y casarme!".



En Portada



Informalia




Comentarios 0