Los abrazos más 'crueles' de 'Supervivientes': separados de los familiares por plásticos

29/05/2020 - 11:06
  • El programa posibilitó que tocaran a sus seres queridos a través de una pantalla

  • Elena pudo ver juntos a sus hijos Adara y Aitor tras su sonada reconciliación

  • Rocío tuvo doble sorpresa: Gloria Camila y su novio, que dio la cara en televisión

Más noticias sobre:

Supervivientes 2020 celebró este jueves la primera parte de su final en Telecinco. Para ello, el programa se trasladó a a un complejo hotelero en las cercanías de Madrid en el que permanecerán aislados los concursantes hasta el día de la final en los estudios de Mediaset. Esta decisión fue tomada por la cadena por la imposición a todas aquellas personas que lleguen a España desde el extranjero a realizar una cuarentena de quince días para evitar la expansión del coronavirus.

Esta no fue la única medida tomada por el reality presentado por Jorge Javier Vázquez, que en su penúltima gala sorprendió a los robinsones recién llegados de Honduras con la visita de algunos de sus familiares. Uno a uno, los participantes pudieron ver a sus seres queridos a través de una pantalla de metracrilato provocando momentos de lo más emotivos por la dureza de las imágenes. 

Lea también: Hugo Sierra, pillado por un micro abierto: lo que dijo a Jorge Javier tras su enfado con Supervivientes

Los concursantes estaban deseando tocar a sus familiares y para ello diseñó 'la puerta de los abrazos', una pantalla de plástico con extensiones para los brazos a través de la cual pudieron cumplir su deseo, respetando siempre todas las normas de seguridad. Jorge protagonizó uno de los momentos más escalofriantes de la noche al ver con impotencia desde la distancia a sus dos hijos pequeños.

"Papá, se me ha caído un diente", le decía nada más verlo su hija mientras que su hermano le contaba cómo a él se le habían caído "dos dientes en un día". "La tortilla te la ha hecho la abuela con las patatas del abuelo. Has estado muy bien, de diez. Mamá siempre cuando te ve dice que 'silencio que hay que escuchar a papá", le contaba la pequeña antes de desvelarle que "toda la Guardia Civil te está votando". 

Elena tampoco pudo contener las lágrimas al ver juntos a sus dos hijos, Adara y Aitor, a los que pidió que se abrazaran para comprobar en primera persona que su reconciliación es definitiva. Rocío tuvo doble sorpresa: primero pudo ver a su novio, que dio la cara por primera vez en un programa de televisión, y luego se reencontró con Gloria Camila en compañía de Ana María Aldón. 

¿Respetó el programa las normas de higiene?

Entre abrazo y abrazo, muchos espectadores advirtieron en redes sociales de la posibilidad de que el Supervivientes no estuviera respetando las normas de higiene. Y es que hubo quien dudó de que el plástico que tocaban los familiares fuera cambiado entre un reencuentro y el siguiente. Avanzada la noche, Jorge Javier Vázquez se vio obligado a aclarar que, efectivamente, se estaba utilizando un material diferente para cada uno de ellos.




Informalia




Comentarios 0