¿Los catarros previos al coronavirus podrían producir cierta inmunidad cruzada?: el debate de La Sexta

24/05/2020 - 12:31
  • El científico Alfredo Correll, profesor de la UVA, explica qué es la inmunidad cruzada y si podría darse en esta situación

Más noticias sobre:

Alfredo Corell, inmunólogo y profesor de la Universidad de Valladolid, ha destacado en La Sexta Noche una novedad, aún no muy clara, en cuanto al SARS-CoV-2: "Hay un dato reciente de interés y es que hay personas que han pasado catarros, y pudiera ser que tuvieran una inmunización previa frente al coronavirus", lo que en términos científicos se conoce como "inmuzación cruzada".

El inmunólogo ha explicado, de manera muy pedagógica y divulgativa, con la ayuda de un 'coronavirus' y una 'célula' caseras, cómo haber pasado un resfriado podría -aunque no está probado- protegernos del nuevo coronavirus: "Tenemos un coronavirus. Los virus no tienen capacidad de replicarse fuera de nuestras células, sino que tienen que entrar dentro de una", ha explicado Corell.

Lea también: Un científico del CSIC, a Ferreras, sobre el consejo de Fernando Simón sobre la mascarilla: "No se puede meter en el bolsillo, es un nido de mierda"

Seguidamente, el docente de la UVA ha señalado que "el coronavirus tiene proteínas en su superficie, y alguna de esas proteínas tiene una llave en nuestras células, lo que significa que el virus puede abrir la puerta de la célula y así, entrar en su interior", ha explicado el investigador.

No obstante, tal y como ha explicado Alfredo Corell, "el sistema inmunitario produce anticuerpos que se unen a las proteínas de la superficie del coronavirus, y eso se conoce como bloquear y/o neutralizar", o sea, que el virus, al estar neutralizado "ya no puede entrar en la célula".

Inmunidad cruzada

El científico ha subrayado que "de los siete virus que tenemos más o menos en los catarros, al menos uno de ellos es un coronavirus". 

Con respecto a este nuevo coronavirus y anteriores, el doctor señaló que "algunas de sus proteínas son diferentes, pero hay alguna que es común al del catarro, por lo que las personas que generaron anticuerpos en el catarro, ese anticuerpo les podría valer para el nuevo coronavirus, y esto es lo que llamamos la inmunidad cruzada. Podría servir para que personas que han tenido catarros muy leves hayan tenido una cierta inmunidad al COVID-19", ha razonado hipotéticamente el profesor.

¿Más tiempo con el virus, más inmunidad?

El docente universitario, además, ha subrayado  que "en los que han desarrollado la enfermedad de una forma más virulenta, que han estado más tiempo en contacto con el virus, y que han sufrido complicaciones graves que les han hecho pasar más tiempo ingresados, se ha encontrado que tienen más concentración de anticuerpos cuando se les da de alta", aunque ha aclarado que "hay que esperar un poco, porque los anticuerpos no es la única herramienta que tiene nuestro sistema inmunitario" para luchar contra estos patógenos. "Es como si en una orquesta solo miráramos los violines", ha afirmado el científico a Iñaki López.

Asintomáticos, gente grave... ¿Qué los diferencia?

Corell ha asegurado que "entre el 80% y el 85% supera la enfermedad sin síntomas, o con leves" y que "un 15% tiene complicaciones severas".

Preguntado por estas diferencias de gravedad, el investigador ha declarado que hay "muchas variables, como la genética": "Tenemos diferente genética para responder a las infecciones", ha puntualizado el profesor para tratar de explicar esas variaciones.




Informalia




Comentarios 0