'La última cena': Jorge Javier cantando; Lydia Lozano, mal maquillada; Belén Esteban, cabreada

23/05/2020 - 13:52
  • Lo nuevo de 'Sálvame' mezcla todas las rencillas del programa con 'Masterchef Celebrity'

Más noticias sobre:

La última cena, nueva extensión de Sálvame, ha llegado cargado de emociones, pullas y... ¡Música!, ya que Jorge Javier Vázquez decidió dar rienda suelta a su faceta de cantante y actor de teatro musical, amenizando la velada, cargada de cuchillazos, con un espectáculo escénico.

Aunque los protagonistas debían ser los fogones en manos de Kiko Matamoros y Lydia Lozano, lo cierto es que los memes más virales fueron los protagonizados por una Lydia Lozano mal maquillada, con efecto máscara, y la desesperación de Belén Esteban por la tardanza de su cena. También María Patiño protagonizó un momentazo al creer que tenía una hemorragia en la boca, cuando sólo era el pintalabios.

Lea también: Sálvame confiesa haber engañado a la audiencia

Lo más comentado de la noche en las redes sociales de la audiencia ha sido, sin duda, el maquillaje de Lydia Lozano: la colaboradora canaria estaba estresada, empalmó Sálvame con La última cena, y no tuvo tiempo de ducharse ni de cambiarse.

Lydia Lozano, víctima de las prisas con la estética

Por eso, no era de extrañar que apareciera maquillada de aquella manera, algo que no pasó desapercibido para muchos telespectadores. Los memes no tardaron en aparecer, y es que Lydia Lozano había sido víctima de un efecto máscara: su rostro y cuello diferían de tono, lo que recordaba a ese episodio de Friends en el que Ross se pasa con el bronceado en unas zonas y en otras, estaba pálido: Lydia parecía Ebony & Ivory en carne y hueso.

Belén Esteban tuvo un papel muy especial en el estreno. Como no pudo ir a plató, los chefs Lozano y Matamoros le hicieron unos tuppers con los platos que los comensales degustaron en directo: la ensalada con ajoblanco y la lubina (el postre no llegó a tiempo).

Cena más allá de la una de la madrugada

La colaboradora estaba preparada en su casa de Paracuellos del Jarama desde primera hora de la noche, con su moño alto, su vestido rojo, y muchas ganas de participar en el programa. Pero el tiempo pasaba, y su cena no había llegado. ¡Era casi la una y Belén estaba hambrienta! Desde las instalaciones de Mediaset, los comensales y los chefs se reían de la situación, y bromeaban con que Belén se habría hartado de esperar, y seguro que abría la puerta al repartidor que le llevaba la cena en pijama. Pero se equivocaban: Belén seguía tan elegante como hacía unos minutos. Eso sí, bastante más enfadada.

La cena de Belén, en tuppers y volcada

Pudimos ver en directo cómo el repartidor llegaba a su casa a entregarle los platos que sus compañeros le habían preparado, pero entonces, drama: ¡Se había volcado parte del contenido durante el viaje! Pese a las bromas de Jorge Javier, esto aumentó el enfado de Belén.

"Estoy enfadada, no es justo"

Una vez dentro de su casa, con la comida ya en la mesa, Belén compartió con todos su mosqueo: "Estoy enfadada, Jorge, porque estoy preparada desde primera hora de la noche. No me parece justo (…) Yo pensaba que me iban a mandar la comida antes, nadie me dijo que me la iban a mandar a la una de la madrugada", se quejó. Y añadió, señalando al contenido revuelto de los tuppers: "¡¿Qué hago yo con esto, me lo podéis explicar?!", visiblemente insatisfecha.

Sobre el postre, a Jorge: "Que vaya a tu casa"

Pero, a pesar de todas las adversidades, Belén no dejó de probar el menú: "No voy a hacer el feo a mis compañeros", dijo. Le gustaron tanto el ajoblanco como la lubina, pero cuando Jorge Javier le dijo que esperara un poco más, que en breve ya llegaba el postre, ella le contestó: "Que vaya a tu casa en vez de a la mía".

Jorge Javier y su faceta musical

Además de hablar de la cena, Belén quiso felicitar al presentador por el número musical que protagonizó al inicio. Jorge Javier, acompañado por un grupo de bailarines vestidos de dorado, dieron el pistoletazo de salida al programa con una actuación en la que demostró sus dotes de la farándula.

Drama de Patiño en el baño

Patiño fue al baño de Telecinco para lavarse los dientes porque le olía la boca a ajo, y allí se encontró a Nuria Marín, que esperaba a los colaboradores para tomarles declaración en los servicios. La presentadora de Socialité le admitió a Marín que a Antonio Montero "le metería la manzana en el culete", como a los cerdos de los banquetes.

Después de la pequeña charla, Patiño procedió a lavarse los dientes. Mientras lo hacía, lanzó un pequeño grito: ¡Le estaba sangrando la boca! Pero el drama duró poco. Nuria Marín, entre risas, le dijo que no tenía ningún problema en las encías: la marca que había visto en el cepillo eran los restos del pintalabios rojo que llevaba puesto.




Informalia




Comentarios 0