Jorge González: "Me da miedo y rabia este parón, 'Tu cara me suena' había traído oxígeno a mi carrera"

10:00 - 16/05/2020
  • ECOTEUVE.ES entrevista al concursante del talent, que lanza nuevo single

  • "Creo que el programa va a tardar en volver, requiere mucho contacto físico"

  • El artista desvela su día más duro en el concurso de A3: "Sangré por la boca"

Más noticias sobre:

Jorge González estaba llamado a ser una de las grandes sorpresas de la temporada en televisión. A finales de 2019, Tu cara me suena llamó a filas al cantante, que se dio a conocer tras su participación en OT 2006 y que tuvo un exitoso paso por la primera edición de La Voz en Telecinco, donde consiguió un gran segundo puesto.  

El joven madrileño se convirtió enseguida en una de las grandes revelaciones del talent de Antena 3, ganó la primera gala y desde entonces, permaneció siempre en lo más alto de la clasificación general, siendo uno de los claros favoritos para ganar el concurso. Un sueño que se ha visto truncado, al menos por el momento, debido a la pandemia del coronavirus que obligó a la cadena ha paralizar las grabaciones del programa. 

Lea también: Así fue la impecable actuación de Jorge González como Mahmood que le dio el triunfo en TCMS

"Me da miedo y rabia este parón, Tu cara me suena había traído oxígeno a mi carrera", reconoce a ECOTEUVE.ES Jorge González, que ha decidido animar la cuarentena con Por besarte, un nuevo single que ya acumula miles de reproducciones en Youtube. El artista hace balance de su paso por el talent y desvela su día más duro dentro del programa, cuando le tocó imitar a Miguel Poveda. "Acabé sangrando por la boca", desvela.

¿Cómo estás llevando el confinamiento?

Yo soy una persona muy casera y no me agobia mucho estar encerrado. Disfruto mucho aquí, tengo un patio y no he notado mucho esto de estar confinado. Llevo mal el saber lo que está pasando ahí fuera, que es algo muy grave.

En medio de todo esto, lanzas un tema muy veraniego. ¿Qué quieres expresar con la canción?

Era un tema que estaba pensada para el mundo terrazas, mundo salas y disfrutarlo en la calle en verano. Se hizo rápido para estar a tiempo y nos pilló todo esto. No era la idea inicial, pero como estaba preparado, había que sacarlo. Sin embargo, hay mucha gente que me escribe diciéndome que el tema le ha ayudado a desconectar por unos minutos de todo lo que está pasando. Si a veinte, o cien, o diez mil personas le ha venido bien para animarse, el trabajo está hecho. 

¿Tenía planeada alguna gira de conciertos antes de todo esto?

Sí, como nos estaba yendo muy bien en Tu cara me suena, que desde la primera gala estaba siendo el ganador, mucha gente me había escrito para contratarme para las fiestas de los pueblos y teníamos bastantes conciertos cerrados en Canarias, Madrid y Toledo. Pero todo se ha tenido que suspender de momento. Yo creo que este año está ya difícil, nos veremos en 2021.

¿Le da miedo que este parón?

Vamos a llamarlo miedo, vamos a llamarlo rabia o incertidumbre. Un poquito de todo, porque yo no parto con apoyo discográfico internacional y para mí, estar en TCMS era oxígeno en mi carrera, porque me estaba devolviendo la oportunidad de conectar con el público. 

Tu cara me suena le ha vuelto a poner en el foco. ¿Le estaba sonando mucho más el teléfono para nuevos proyectos?

Sí, gracias al programa hubo una discográfica, que es en la que estoy ahora, que me quiso grabar un single y que quiso invertir en mí y estoy contento con ellos. Pero claro, ahora hay que estar parados un tiempo y no saben cómo nos va a afectar. 

Es sin duda una de las sorpresas de la edición. ¿Se le ha dado bien siempre esto de imitar o se ha entrenado mucho para el programa?

Siempre he sido el que hacía el tonto en cualquier reunión, siempre tenía la fama de imitador e incluso en la Academia de OT era el que siempre destacaba por imitar a todo el mundo. No sé, siempre se me ha dado bien. 

OT ha reabierto ya la Academia. ¿Retomaréis pronto las grabaciones de TCMS?

Todo depende de cada cadena y de su programación. TCMS tenía que haber terminado ya el mes pasado, por lo que supongo que la cadena tiene programación para estos meses. TVE al final no tiene tanto material, supongo, y por eso han podido rescatar OT. 

¿Pero os han llamado de Antena 3 para daros alguna información? 

No, de TCMS todavía no sabemos nada. Lo que sabemos es que se está esperando a ver si la cadena y la productora encuentran el momento. Ahora mismo no podríamos hacerlo porque el contacto en el programa es inevitable. Son muchas personas las que se requieren para caracterizarte y te están tocando la cara durante mucho tiempo. También la ausencia de público, que aquí es esencial porque contamos con su voto. Es un programa complicado de arrancar, personalmente, creo que va a estar todavía un tiempo sin volver.  

A día de hoy sigue primero en la clasificación, ¿se ve con posibilidades reales de ganar?

Yo con el hecho de entrar al programa, ganar la primera gala y estar once programas consecutivos líder de la clasificación, en un año en el que nivel está altísimo, para mí eso ya es una victoria. Tiene un mérito brutal. ¿Qué después pueda ganar? No lo sé, al final todo lo decide el público y los Gemeliers, por ejemplo, tienen muchos fans y lo están haciendo muy bien. Yo no me veo con muchas posibilidades, pero sería un sueño poder ganar.

En caso de no ser usted, ¿a quién ve ganando?

Yo creo que los Gemeliers, porque tienen legiones de fans. Cada vez que vamos a grabar el programa, hay como 200 niñas esperándoles en la puerta. A la hora de que abran un televoto, igual nos sorprendemos y gana quien menos te esperas, como el año de María Villalón, que también estaban Lola Índigo y Soraya. 

¿Con qué compañeros has hecho más migas?

Yo con todos, de hecho nos dicen que somos la edición en la que más amistad y buen rollo hay. Pero si tengo que decantarme por alguien, es por mi Belinda. Belinda Washington y yo somos como hermanos. 

¿Cuál ha sido su actuación favorita en el programa?

Me quedo con Mahmood, el chico italiano de Eurovisión, me quedo con Betty la Fea, que fue un gran cambio de registro y fue súper guay, y me gustaron mucho también la de Adam Levine o Chayanne, que fue un retazo.

¿Y qué personaje es el que más se le ha resistido?

Me costó mucho, a nivel imitación, Pablo López, porque es de esos personajes que no tiene algo muy muy destacado y me costó pillarlo. Y a nivel vocal, me costó Miguel Poveda, que me venía como anillo al dedo y lo podría haber bordado y fue el día que yo estaba malísimo.

Ese día se dijo que había pasado algo entre bambalinas que no quiso contar. ¿Qué ocurrió? 

Yo llevaba varios días con bastante malestar y fiebre, me encontraba muy mal. Eso se grabó en diciembre y en plató, hay grandes cambios de temperatura, por el frío que hace en los pasillos y luego el calor de los focos dentro. Pues al final, yo empeoré muchísimo. Entonces me pusieron una nariz falsa, a mi me dieron ganas de estornudar y por no romperla, que llevaba la chica dos horas poniéndomela, me dijeron que estornudara por la boca. Al estornudar, me rajé las cuerdas vocales y me salió sangre y todo. Y aun así, salí al toro y pedí que, por favor, no dijeran nada, a menos que se notara mucho, porque yo quería salir sin excusas.

Aún así, lo defendió muy bien hasta aquella nota final en el que ya le fue imposible...

Sí, también influyó el miedo, que fue lo que me dijo Ángel Llácer al darme el cuatro sólo por el miedo que tenía.

Edurne, Ruth Lorenzo, Blas Cantó... El camino entre TCMS y Eurovisión ha sido siempre de ida y vuelta. ¿Se ve intentando de nuevo representar a España en los próximos años?

Yo no sé si me veo en una preselección. No digo de este agua no beberé, porque mi sueño es ir a Eurovisión y al final a lo mejor termino cayendo, pero no sé si me veo en una preselección. Me encantaría que TVE y Toñi Prieto me digan: 'Oye Jorge, hemos pensado llevar algo latino, algo fresco, algo gitano y te vamos a llevar a ti'. Entonces ya sí, me encantaría. 

Estuvo también en Los Gipsy Kings de Cuatro. ¿Le veremos en próximas entregas del programa o es una etapa ya cerrada?

Es una etapa cerradísima. Gipsy Kings está para mi acabado. 

¿Y eso? 

Son esas cosas en la vida a las que se le puede llamar 'error' o 'tropiezo'. Yo, a día de hoy, no me siento... Es de las cosas que no me han gustado tanto de mi carrera.

¿Por la imagen que se dio de usted en el reality o por la experiencia que tuvo grabándolo? 

Por la experiencia, porque son muchas horas y es muy pesado todo. También el efecto que hubo fuera después no es el que yo esperaba y sufrí mucha crítica de mi propio pueblo, del pueblo gitano. Están en contra del programa, por cómo se nos ve, que si somos payasos... Yo creo que mi historia fue muy normal, la de un chico cantante, y no se vio nada raro, pero es verdad que si intentas desvirtuar todo tanto... Yo no estoy contento con ese paso, es algo que hice y que no quiero hacer más.

Hace poco se reencontraba con los concursantes de OT 2006. ¿Cómo fue ese momento?

Me puse a llorar y todo, ¿eh? Pensaba que iba a ser algo más normalito. En principio no lo iba a hacer, pero al final me animé y fue emocionante ver el resultado final. Cuando vi el vídeo, lloré porque se me vinieron a la cabeza muchos recuerdos. 

¿Han hablado de hacer un reencuentro como el que tuvieron los de OT1?

Sí, es algo que se lleva hablando desde hace muchos años. Sería genial hacer un documental del programa. Esta edición fue muy especial y fue una de las más vistas. El casting fue uno de los más multitudinarios también. Ojalá.

¿Se ve en el futuro haciendo televisión?

Me gusta mucho hacer televisión y creo que en TCMS he demostrado que puedo ser muy polifacético. Lo mismo que canto una canción en inglés, en italiano o te hago una milonga como en Betty, la fea. Tengo humor también. Yo no rechazo nada, televisión, teatro musical o conciertos, y que las cosas vengan como tengan que venir. Sea lo que sea, lo que amo es subirme a un escenario. 




Informalia




Comentarios 0