Programas

El morreo de Barranco e Ivana sube la temperatura en 'Supervivientes': "Tensión sexual no resuelta"

  • José Antonio Avilés cree que "hay algo" entre el catalán y la argentina

Un juego erótico propuesto por José Antonio Avilés ha puesto patas arriba Supervivientes 2020. El programa dio la posibilidad al joven de volver por unos días a la isla en calidad de 'sombra del pasado' y este no perdió la oportunidad de someter a sus compañeros a un divertido reto que puede levantar ampollas entre algunos de los robinsones.

El cordobés regresó con una tarta que los concursantes debían comerse de una forma determinada: utilizando a sus propios compañeros como platos, lo que regaló a los espectadores algunas imágenes subidas de tono. Barranco fue uno de los que más en serio se tomó la prueba y permaneció inmóvil mientras el resto comía de su cuerpo desnudo, ya que durante estos días sólo puede llevar un taparrabos como 'castigo' por la recompensa que recibió la semana pasada. 

Lea también: Barranco se desnuda y Ana María Aldón se rapa la cabeza en las tentaciones de 'Supervivientes 2020'

Cuando le llegó el turno de comer a él, Ivana ejerció de mesa y el joven se lanzó a engullir la tarta que Avilés había repartido por su cuerpo. De este modo, Barranco llegó a dar un gran morreo a la argentina cuando comía de su propia boca. Todo ello, ante la atenta mirada de Hugo, ex de la concursante, al que no parecía hacerle mucha gracia la prueba. 

Finalmente, Avilés no tuvo reparos en echar leña al fuego al asegurar que ve "tensión sexual no resuelta" entre Barranco e Ivana, quienes se justificaron diciendo que entre ellos solo hay una bonita amistad. En plató, Violeta Mangriñán hizo saltar las alarmas al desvelar que la novia de Barranco acababa de cerrarse su cuenta de Instagram. 

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin