Programas

El día que Pablo Motos multiplicó su sueldo por 20: su inesperado golpe de suerte

  • Rememoró la anécdota para motivar a la audiencia en tiempos de coronavirus

Pablo Motos quiso motivar a la audiencia de El Hormiguero en los duros momentos que buena parte de la sociedad está pasando por culpa del coronavirus. "La vida te puede cambiar en cualquier momento, también para bien", dijo el presentador. "Que las cosas estén mal no significa que no vayas a salir de ésta. Y para eso es importante cuidar tu actitud en el presente", recomendó.

Pablo Motos quiso ilustrar ese consejo con una curiosa experiencia personal y, para ello, habló de una lección que aprendió cuando, sin esperarlo, consiguió una importante cantidad de dinero.

El presentador rememoró su época en Onda Cero Valencia, cuando "ganaba lo justo para llegar a final de mes y a veces mis padres tenían que ayudarme". Un día, Motos se encontró a la entrada de la emisora con un anunciante muy enfadado que reclamaba un descuento. "¡Yo soy un cliente muy importante y nadie me hace caso!", gritó el hombre. "Daba miedo".

Lea también: Exclusiva Ecoteuve: Pablo Motos consigue entrevistar al chef José Andrés

El presentador intentó tranquilizarlo, habló con el director y consiguió que le hicieran una rebaja del 5%. "Le cambió la cara y me dijo: quiero que me lleves tú la publicidad", recordó Motos. "Cuando me llegó la nómina, mi sueldo se había multiplicado por veinte gracias a la comisión de publicidad".

Pablo Motos: "La vida te puede cambiar en un momento"

En ese momento, Motos sacó "un montón dinero de pasta" del banco y se fue a comprar ropa. Por la calle, dio dinero a un mendigo. "El equivalente a 200 euros de ahora", recordó. Más tarde, entró en una marisquería y se encontró comiendo allí al mendigo al que antes había dado dinero. "Le dije, 'córtate un poco, reparte el dinero". El mendigo se giró y espetó a Motos: "Si cuando no tengo dinero no puedo comer gamas y cuando tengo dinero no puedo comer gambas, ¿cuándo puedo comer gambas?".

Lea también: El cabreo de Susana Díaz con Pablo Motos 

"Fue demoledor", recuerda el presentador de Antena 3. "Lo que aprendí ese día es que la vida te puede cambiar en un momento, también para bien. Lo único que existe es el presente y hay que disfrutarlo con la mejor actitud", apuntó. "Que las cosas estén mal no significa que no vayas a salir de esta. Y para eso es importante cuidar tu actitud en el presente. Ten la mejor actitud y si pasa un golpe de suerte, seguro que lo coges".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin