Josep Pedrerol: "Ya no habrá grandes fichajes. Los clubes tendrán que apostar por la cantera y no por las estrellas"

11:18 - 21/04/2020
  • ECOTEUVE.ES entrevista al presentador de 'El chiringuito', que ahora se emite en casa por el coronavirus

  • "Este año no cerramos por vacaciones, vamos a estar con LaLiga y la Champions", anuncia

  • "Nos hemos dado cuenta de que la felicidad sí existía", reflexiona el periodista

Más noticias sobre:

No hay fútbol, pero El chiringuito de Josep Pedrerol no ha cerrado. Ante el aluvión malas noticias que llenan los informativos por el coronavirus, la tertulia futbolera de Mega se ha convertido en vía de escape para muchos en estos difíciles momentos. "Es mucho más que un programa de deporte", dice por teléfono a ECOTEUVE.ES el también presentador de Jugones (La Sexta).

El programa se ha reformulado, tanto en forma como en contenido y, ahora el presentador y sus colaboradores debaten desde casa. "El equipo ha hecho un trabajo fantástico, pero echo de menos la calidez del plató: abrazar, tocar, mirar...".

Además, el presentador catalán vislumbra un nuevo panorama en el fútbol mundial en el que ya "no habrá grandes fichajes" como estos últimos veranos, por lo que los clubes tendrán que apostar más por el talento de sus canteras.

Lea también: Loco Gatti reaparece en El chiringuito de Pedrerol desde el hospital tras dar positivo en coronavirus

¿Cómo está llevando la cuarentena?

Tengo momentos más bajos y otros más altos. Yo creo que todos estamos aprendiendo a disfrutar del hogar, a cuidar más de lo que son las pequeñas cosas de nuestra vida diaria y que habitualmente tenemos poco tiempo porque estamos fuera de casa.

Esa es la parte positiva, aunque, como te digo, yo también tengo momentos de bajón preguntándome cuándo acabará esto. Conclusión: hay que pensar en el día. Yo tengo una ventaja que es que al mediodía me voy a La Sexta a hacer Jugones y luego, a partir de las seis de la tarde, preparo El chiringuito desde casa, por lo cual no me aburro nada.

El chiringuito fue el primer programa de televisión que vació sus gradas de público. ¿Se imaginó que la situación se agravaría tanto?

No. Fue curioso porque es cierto que fuimos los primeros en prescindir del público cuando ya se intuía que podía pasar algo importante. Se hizo por seguridad del público y nuestra. Italia nos llevaba dos semanas de ventaja y estábamos viendo cosas que había que intentar evitar tomando precauciones y así lo hicimos. También decidimos cortar el programa.

La tertulia estuvo fuera de antena siete días. ¿Cómo fue esa semana, me imagino, de incertidumbre?

Sí. Avisamos de que volveríamos en quince días, pero era volver a plató. No sabíamos que esta situación se iba a desencadenar en un estado de alarma, no estaba previsto. Dijimos de irnos a casa diez días para ver cómo evolucionaba la enfermedad, pero a los pocos días vimos que no se podía volver al plató, todo lo contrario.

A través de redes sociales, tanto en Instagram, Twitter y Facebook, la gente nos preguntaba '¿por qué no volvéis si, en estos momentos tan difíciles, es cuanto más falta nos hace que nos arranquéis una sonrisa a las doce de la noche? Lo vimos día a día y nuestro productor Javi de la Peña se puso a trabajar y buscó una fórmula para estar desde casa con la gente, y a la semana estábamos en directo. Es un trabajo fantástico de todo el equipo.

Hay quien le ha criticado por mantener el espacio pese a que no haber fútbol en estos momentos.

Sí, hay mucha gente que no lo entiende. El Chiringuito no es un programa solo de deporte, es mucho más. En El Chiringuito el público no es solo un espectador pasivo, nuestra audiencia participa activamente y todos somos parte de algo que no sé muy bien cómo explicarlo. Nos hacemos compañía.

Se han reformulado a la hora de rellenar la escaleta.

Eso es. Además de dar información, sacamos a la luz historias de deportistas comprometidos que, además de su deporte, son enfermeros o farmacéuticos. U otros como el boxeador Castillejo, que ayudan a la gente que lo necesita. Los deportistas no viven en una nube.

Parece que por fin vemos algo de luz y que el fútbol podría regresar en junio. ¿Qué fechas maneja la cadena para que El chiringuito vuelva a plató?

Yo creo que en junio El chiringuito tiene que emitirse desde plató porque de cumplirse estas difíciles previsiones, LaLiga va a volver y los entrenamientos empezarán en mayo. En este sentido, Atresmedia ha hecho un buen trabajo de seguridad en sus instalaciones.

Ahora bien, habrá que hacer un estudio para ir volviendo a las redacciones y a los platós de manera paulatina y me imagino que será trabajo de los expertos. Veremos cómo lo hacemos, pero el 1 de junio El chiringuito tiene que volver al plató sin duda.

La UEFA también quiere disputar la Champions en agosto. ¿Esto afectará a los planes de El chiringuito en verano?

Sí. El chiringuito no cierra por vacaciones. No para este año y va a estar con LaLiga y la Champions. La vuelta del fútbol es señal de que todos regresamos a una cierta normalidad, teniendo lo básico para ser felices. Nos hemos dado cuenta de que la felicidad sí existía y que éramos mucho más felices de lo que pensábamos. 

¿Las circunstancias han hecho que los futbolistas sean más cercanos con los periodistas y con la gente de a pie?

Yo creo que sí, también los futbolistas se aburren (risas). El papel de los deportistas ha sido fantástico en general, han estado cerca de la gente, con los retos que proponían. Se han divertido viendo a Sergio Ramos con el papel higiénico o con lo que fuese. Ha sido divertimento y solidaridad.

¿Cree que han estado a la altura de la situación?

En general sí. Yo estoy orgulloso que en España tengamos deportistas del nivel humano como Pau Gasol o Rafa Nadal, que no solo se dedican a practicar su deporte sino que son un ejemplo para la sociedad.

La crisis sanitaria ha hecho que vuelva a abrirse el melón sobre los desorbitados salarios de los futbolistas frente al de los sanitarios, hoy más imprescindibles que nunca. ¿Qué opina al respecto?

No puede ser que un periodista gane más que un médico y no puede ser que un futbolista esté ganando lo que esté ganando ahora mismo y que un club de fútbol dedique el 70, el 80 o, incluso, el 90% de su presupuesto a pagar las fichas de los futbolistas. No puede ser que los derechos de televisión estén a ese nivel salvaje.

No sé si la burbuja va a pincharse de alguna forma, pero yo creo que va a haber un antes y un después y que no va a haber grandes fichajes. Los clubes que salgan favorecidos de todo esto serán aquellos que apuesten por la cantera o por fichajes jóvenes y no por estrellas.



En Portada



Informalia





Comentarios 0