"Parece que no han contado la verdad": nuevas dudas asaltan a Iker Jiménez sobre el origen del coronavirus en China

15/04/2020 - 12:25
  • El periodista intenta arrojar luz sobre todas las informaciones de la pandemia

Más noticias sobre:

Iker Jiménez sigue intentando aportar luz sobre todas las dudas que rodean al coronavirus. "Hay que estudiar mucho para aproximarse a alguna verdad, pero yo no tengo la verdad", aclara el presentador, que no deja de hacerse preguntas sobre el origen de una pandemia que ha puesto en jaque a todo el mundo y que en España deja más de 18.000 muertos.

En la última entrega de La estirpe de los libres, el programa que presenta en Youtube, Iker Jiménez quiso revisar todo lo que ha sucedido en Wuhan, la zona cero de este coronavirus. Especialmente, ha 'viajado' al mercado de donde supuestamente se originó todo, aunque se desconoce cómo un virus de un animal saltó al ser humano. El paciente cero, por cierto, "no está claro quién es". 

¿Se transmitió por las cañerías? 

"En la naturaleza hay tantos animales porque viven en distintos hábitat. Pero es raro que coincidan en un mismo recinto y el mercado de Wuhan era el caldo de cultivo perfecto. Es una bomba de relojería para el ser humano. Muchas de esas especies nunca estarían en contacto con los seres humanos" si no fuera por un mercado como ese.

Lea también: El recado de Ana Rosa a Iker Jiménez

Uno de los detalles que apunta Iker tiene que ver con algo de lo que no se ha hablado mucho. "El MERS y el SARS, primos hermanos del actual coronavirus, se reprodujeron en algunos casos, y esto sí que da miedo, por las cañerías. El efecto vírico entró por las cañerías. ¿Se ha contemplado eso en España? Yo no lo sé, ¿eh?, pero sería bueno preguntar", apunta Iker Jiménez, entre otras muchas cuestiones que se plantea.

"¿Por qué ellos sabían que había que tomar medidas inmediatamente?"

El periodista sigue impactado por la rapidez con la que China tomó decisiones cuando tuvo noticias de este virus desconocido. "¿Por qué ellos sabían que había que tomar medidas inmediatamente?", plantea Iker, que recuerda cómo cerraron ciudades y levantaron un hospital para una enfermedad de la que supuestamente no se sabía nada. "Nosotros veíamos Alicia en el país de las maravillas en la televisión. Hace un mes, excepto algún loco, vivíamos en un limbo y los chinos no". "¿Qué saben que no sabemos nosotros? ¿Qué sabían en China para tomar esas decisiones? Parece que no han contado la verdad", comenta.

Lea también: "Ojo al supermercado": la última advertencia de Iker Jiménez sobre el coronavirus

El presentador también ha analizado las cifras de muertos en China, que muchos creen que son más elevadas que las oficiales teniendo en cuanta los focos de alta contaminación sobre Wuhan durante el confinamiento, que se deberían a las cremaciones. El periodista ha hablado de los "enterramientos discretos" en China y de "camiones en la noche transportando cadáveres a lugares discretos de enterramiento". 

Los camiones de la noche que transportan cadáveres

En este sentido, el periodista ha recordado las informaciones que sobre este asunto también se han publicado en España. "En Córdoba, en un tanatorio, se llevan cuerpos desde Madrid". Asimismo, habla de "unos camiones que salían de cierto hospital [de Madrid]. Lo contamos como una leyenda y ahora resulta que esos tráilers, si no se demuestra lo contrario, llevaban esos cuerpos a Córdoba". 

La protesta de Iker Jiménez: "No me gusta que me utilicen"

Por otra parte, Iker Jiménez habla de la repercusión que tienen sus palabras en los medios y se muestra muy claro. "A mí no me gusta, y no voy a decir más, que me utilicen. Ni unos ni otros. Yo no soy de nadie. Yo no pertenezco a nadie. A ningún partido político. A ninguna bandera y os diría que a ninguna tendencia. Puedo ver cosas positivas en un lado y en otro. No quiero que nadie me utilice como herramienta de nada porque es tener mucho morro y es llevarme ahí... ¿a dónde? ¿a qué? Y darme muchos problemas, ¿para qué? Yo soy responsable de lo que yo digo. Lo malo es que se hace sabiendo que luego las personas van a discutir en la red sobre el propio titular sin ver lo que se decía de verdad. Son malos tiempos para nuestro oficio".




Informalia





Comentarios 0