Jesús Calleja cree que tuvo coronavirus durante el Dakar: "Tenía diarrea y solté una materia fosforescente muy rara"

26/03/2020 - 19:03
  • El presentador de Cuatro se ha realizado las pruebas para ver si tuvo covid-19

Más noticias sobre:

Jesús Calleja consiguió el pasado mes de enero toda una hazaña: acabar su primer rally Dakar. Sin embargo, la experiencia fue aun más dura si cabe por un hecho que hasta ahora el presentador de Cuatro había mantenido en secreto. Durante la carrera, sufrió un problema de salud con síntomas muy similares a los del coronavirus.

El leonés ha explicado que se ha realizado las pruebas para saber si llegó a padecer el Covid-19. "Sabremos si lo hemos pasado cuando haya resultados de los análisis serológicos, cuando se analice la serología de la sangre, análisis que te dice que has tenido ese virus en algún momento de tu vida, pero atando cabos de todo lo que pasamos, todo lo que pasó, no tengo ninguna duda", empieza diciendo a El Confidencial.

Lea también: El peor día de Jesús Calleja: "Sentíamos que íbamos a morir enterrados vivos"

Calleja relata que la jornada más dura de la travesía se produjo durante su día de descanso en Riad. Allí gran parte de la gente que le acompañaba se empezó a encontrar mal y un médico les informó de que podía ser gripe A. "Más de la mitad del campamento pillamos la misma mierda", ha recordado. 

"Ni comí en todo el día, estaba a base de té, estaba tan hecho mierda como no te puedes imaginar... Fue un día terrible, llevaba mal varios días pero aquel fue chungo de verdad", expresa el aventurero, añadiendo que todos los miembros de su equipo, Overdrive, padecieron los mismos síntoma: tos, fiebre y escalofríos. Uno de los mayores afectados fue el cocinero del grupo, quien tuvo que viajar en cama porque no podía ni sentarse. 

"No era una gripe, aquello era chungo de cojones. Duró diez u once días. Es muy raro que de repente hubiera una gripe que contagiara a todo el mundo a velocidad récord y con los mismos síntomas que luego se ha visto que eran como los del coronavirus", continúa diciendo antes de desvelar que llegó a conducir con 39 de fiebre y con un casco y un sotocasco en la cabeza.

"Se me iba la pinza, no sé como pude acabar el rally, me mareaba. El equipo andaba tirado por los colchones, imagínate metidos en un coche, con la tensión", afirma. "Un día me asusté porque tenía diarreas. Incluso solté una materia fosforescente muy rara, como si fuera bilis. Cómo estaría de jodido que, en una salida neutralizada, me encontré tan mal que mandé la foto y le pedí que lo analizara para saber si al llegar al campamento debía continuar o no", concluye Calleja, que explicó que se animaba pensando que subir al Everest es más duro todavía.




Informalia




Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.