Samantha confiesa su "ansiedad" tras abandonar 'OT 2020': "La vida nos ha dado una hostia en toda la cara"

24/03/2020 - 17:17
  • La concursante del talent de TVE comparte sus sentimientos con sus fans

Más noticias sobre:

TVE cerró de forma forzosa el pasado lunes 16 de agosto las puertas de la Academia de OT 2020 después de que la cadena pública decidiera suspender la edición por la grave crisis sanitaria en la que se encuentra España por la expansión del coronavirus. La noticia sentó como un jarro de agua fría a los concursantes, que se quedaron en shock al ver paralizado su sueño de la noche al a mañana. 

A lo largo de toda la semana, poco a poco, todos los triunfitos han ido reapareciendo en redes sociales, donde intentarán mantener viva la llama del programa hasta su posible regreso a la cadena pública. Samantha, una de las favoritas de los espectadores, ha compartido un emotivo texto en el que confiesa sus sentimientos ante todo lo ocurrido.

Lea también: Samantha la lía en OT 2020 al criticar a Marilia, de OT 2018: "Eres una seta, lo siento"

"Todo iba tan bien, cumplía mi sueño junto a personas maravillosas y con un equipo detrás que ni nos lo merecíamos. Todo iba genial, estábamos encerrados en la mejor academia de música del país, nuestras únicas preocupaciones eran cantar, componer, la ropa de la secadora y algún que otro drama totalmente necesario para amenizar la estancia", reconoce con humor la joven.

Es entonces cuando Samantha explica lo que sintió al saber de mano de Noemí Galera el estado de alarma que obligaba a cancelar la edición: "Y de repente la vida te da una de sus hostias en toda la cara, porque claro, la vida nunca avisa, y nunca lo va a hacer, ella nunca avisa de nada, nunca ves venir esto", reflexiona.

Samantha confiesa su "ansiedad" tras salir de OT

Finalmente, la alicantina explica el mal trago que está viviendo durante su cuarentena: "Hace una semana yo estaba en la academia comiendo y esperando para ir a plató a ensayar, y hoy escribo esto desde mi casa, con un nudo en el estómago, porque yo también tengo ansiedad, también tengo una incertidumbre que no sé dónde meterla", empieza diciendo. 

"Me consuelo pensando que esto no será para siempre, que pasará, que no será mañana, ni la semana que viene, pero pasará y todos volveremos a estar juntos. Porque joder, no es normal lo mucho que echo de menos a cada uno de mis compis y todos los rincones de la academia. Volveremos. Y si no se sale a la calle mientras tanto pues, no pasa nada", concluye haciendo alusión a la gran frase con la que afrontaba los conflictos que se le iban presentando en el concurso.

Ver esta publicación en Instagram

Todo iba tan bien, cumplía mi sueño junto a personas maravillosas y con un equipo detrás que ni nos lo merecíamos. Todo iba genial, estábamos encerrados en la mejor academia de música del país, nuestras únicas preocupaciones eran cantar, componer, la ropa de la secadora y algún que otro drama totalmente necesario para amenizar la estancia. Y de repente la vida te da una de sus hostias en toda la cara, porque claro, la vida nunca avisa, y nunca lo va a hacer, ella nunca avisa de nada, nunca ves venir esto. Hace una semana yo estaba en la academia comiendo y esperando para ir a plató a ensayar, y hoy escribo esto desde mi casa, con un nudo en el estómago, porque yo también tengo ansiedad, también tengo una incertidumbre que no sé dónde meterla, y me consuelo pensando que esto no será para siempre, que pasará, que no será mañana, ni la semana que viene, pero pasará y todos volveremos a estar juntos. Porque joder, no es normal lo mucho que echo de menos a cada uno de mis compis y todos los rincones de la academia. Volveremos, Y si no se sale a la calle mientras tanto pues, NO PASA NADA. ??

Una publicación compartida de SAMANTHA (@soy_samanthaot2020) el




Informalia




Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.