La Sexta se equivoca de Ana Pastor: lío entre la presentadora y la exministra

23/03/2020 - 17:33
  • La realización pinchó a la presentadora cuando Ferreras nombró a la política

Más noticias sobre:

Al rojo vivo, como el resto de programas de la parrilla televisiva, se está volcando a la hora de informar sobre la crisis sanitaria del coronavirus que mantiene a España en estado de alarma. El ritmo de las informaciones es frenético y, por ello, es normal que sucedan algunos fallos técnicos que no han pasado desapercibido para los espectadores de La Sexta.

El error que se ha producido este lunes ha sido de lo más cómico y estaba tardando en florecer. Antonio García Ferreras se encontraba dando junto a Beatriz Zamorano algunas noticias sobre la pandemia, cuando el presentador emplazó a la periodista a dar una última hora: "Ana Pastor, expresidenta del Congreso, ya da negativo", anunció. 

Lea también: Ana Pastor fija su objetivo en la Casa Real: prepara una serie sobre la monarquía española

En ese momento, la realización pinchó la imagen de Ana Pastor, presentadora de La Sexta, mientras miraba despistada el móvil desde su casa a la espera de conectar con el programa que conduce su marido.

Después de que Zamorano informara del estado de salud de al política del PP, Ferreras retomó: "Pastor, Ana Pastor, de El Objetivo", dijo con retintín el periodista dando paso a su compañera, quien entró en directo en Al Rojo vivo para desmentir algunos bulos sobre el coronavirus.




Informalia




Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.